Unión Europea responde a Trump ante amenazas arancelarias a Francia

Pixebay reference

Pixebay reference

Entre los productos a los que Estados Unidos amenazó con imponer aranceles de hasta 100% por valor de 2.400 millones de dólares se encuentran los cosméticos, la porcelana, el jabón, los bolsos, la mantequilla y muchas clases de quesos.

El mandatario dijo que su decisión era en represalia al gravamen que estableció París a los servicios digitales de grandes empresas tecnológicas estadounidenses, como Google y Facebook.

"Por lo tanto, efectivo inmediatamente - añadió- restauraré los aranceles sobre todas las importaciones de acero y aluminio enviadas a Estados Unidos desde estos países". En concreto, la Oficina de Representación del Comercio estadounidense ha asegurado que su investigación "sección 301" apunta que la tasa francesa es "inconsistente con los principios que prevalecen en la política de impuestos internacional, y es inusualmente pesada para las empresas estadounidenses afectadas". La USTR advirtió que Washington está considerando extender su investigación a impuestos similares aplicados en Austria, Italia y Turquía.

UU. amenaza a Francia con aranceles de hasta el 100% a 63 categorías de productos franceses por valor de 2.400 millones de dólares.

El enfrentamiento lleva las complicadas relaciones entre Trump y Macron a un nuevo mínimo, tras diferencias en varias ocasiones a cuenta del unilateralismo mostrado por Estados Unidos en materia comercial, el cambio climático e Irán.

Estados Unidos inició su investigación de la Sección 301 sobre el impuesto planificado de Francia a los servicios digitales el 10 de julio, acusando al gobierno francés de "aplicar injustamente el impuesto a ciertas compañías de tecnología con sede en Estados Unidos". La Comisión Europea ha respondido que presentará un frente unido en respuesta a los aranceles a los productos franceses.

Francia intentó previamente y sin éxito que la Unión Europea adoptara un impuesto digital y anunció que renunciará al suyo cuando se ponga en marcha una alternativa internacional.

La amenaza de USTR fue lanzada un día antes de que Trump se reúna en Londres con Macron en el marco de la cumbre de la OTAN.

Fuentes próximas a la ministra de Hacienda en funciones recuerdan que el impuesto español no discrimina a las empresas en función del país de origen.

Un impuesto que afecta a las multinacionales tecnológicas cuya cifra de negocio supere los 750 millones de euros a nivel mundial y los 25 millones de euros a nivel nacional.

"Las sanciones propuestas por los Estados Unidos son simplemente inaceptables", ha señalado Le Maire en declaraciones a la emisora 'Radio Classique', recogidas por Europa Press, en las que ha defendido que la tasa francesa sobre los gigantes digitales tiene como objetivo restaurar la justicia fiscal, pero "no solo se dirige a empresas estadounidenses, sino también a empresas chinas o europeas".