Preocupa en Francia una nueva profanación de tumbas en un cementerio judío

Post thumbnail

Post thumbnail

En la pequeña localidad de Westhoffen, cerca de Estrasburgo, se han encontrado un centenar de tumbas del cementerio judío profanadas con inscripciones antisemitas.

Las que han sido mancilladas con "cruces gamadas" realizadas con pintura negra, se encuentran en la parte más antigua. En un total de 107 tumbas han aparecido esvásticas nazis y Christophe Castaner, ministro francés del Interior, ha asegurado que "estos actos infames y repugnantes son un insulto a los valores de nuestra República".

En respuesta, el presidente Emmanuel Macron dijo que Francia luchará contra el antisemitismo "hasta que nuestros muertos puedan dormir en paz".

Con más de 500 000 personas, la comunidad judía francesa es la más grande de Europa, y la más numerosa del mundo después de la de Estados Unidos e Israel.

La fiscalía abrió una investigación que llevará a cabo una "célula especial" de la gendarmería.

Según la cadena británica BBC, la semana pasada se colocaron etiquetas antisemitas en las paredes del ayuntamiento de Rohr, no lejos de Westhoffen. Las autoridades judías dijeron que uno de los lemas en el ataque contra Rohr parecía referirse al cementerio judío en Westhoffen.

Estos ataques se suman al producido en la misma región el pasado febrero en el cementerio judío de Quatzenheim, donde unas 80 tumbas fueron profanadas.

Pintaron esvásticas y símbolos supremacistas blancos en las tumbas.