EE. UU. retira objeción legal sobre asentamientos israelíes

Un asentamiento israelí en Cisjordania

Un asentamiento israelí en Cisjordania

A través de un comunicado, el representante oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Egipto, Ahmed Hafez, confirmó la posición de El Cairo con respecto al cumplimiento de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el estatus de los asentamientos israelíes en la Cisjordania ocupada.

Estados Unidos dijo hoy que ya no considera ilegales los asentamientos israelíes en territorio ocupado de Cisjordania, una medida del gobierno de Donald Trump que aleja aún más la pretensión de los palestinos de un Estado propio y que contradice la posición de la comunidad internacional. La entonces embajadora ante la ONU, Samantha Powell, se abstuvo de utilizar el poder de veto de Estados Unidos en el Consejo, abriendo la puerta a la histórica resolución, que calificó a los asentamientos una "violación flagrante" del derecho internacional.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, consideró de inmediato que la decisión de Estados Unidos "enmienda un error histórico".

"La Administración Trump está invirtiendo la tendencia de la Administración Obama hacia los poblados israelíes". Considerar ilegales estos asentamientos "no ha funcionado", ha respondido el jefe de la diplomacia estadounidense al ser preguntado por el efecto negativo que la decisión podría tener sobre las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, cuya reclamación del territorio como parte de su futuro Estado ha recibido el apoyo de la comunidad internacional.

"El establecimiento de los asentamientos israelíes en Cisjordania no es incompatible de por sí con la ley internacional", dijo el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en una rueda de prensa.

Además, la medida representa un nuevo espaldarazo de Trump al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que lucha por su supervivencia política, ya que no logra formar gobierno después de dos ajustadísimas elecciones tras un una década de mandatos ininterrumpidos.

El Departamento de Estado deja así atrás una opinión legal que emitió en 1978, durante la Presidencia del demócrata Jimmy Carter, y que declaraba que los asentamientos civiles israelíes en territorios ocupados palestinos eran "incompatibles con la ley internacional". "La dura realidad es que nunca habrá una resolución judicial al conflicto, y las discusiones sobre quién tiene razón y quién no como un asunto de derecho internacional, no traerán la paz", explicó el alto funcionario.

"La Unión Europea hace un llamado a Israel a acabar con toda la actividad en los asentamientos", afirmó.

En tanto, el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, condenó el anuncio de Pompeo. "Los asentamientos usurpan la tierra y los recursos naturales palestinos y limitan su libertad de movimientos", advirtió.

Israel capturó Cisjordania y Jerusalén oriental en la guerra de Medio Oriente de 1967 y rápidamente comenzó a colonizar el territorio recién conquistado. Tras la llegada del republicano Trump a la Casa Blanca, enero de 2017, las inversiones del Gobierno de Netanyahu para expandir el crecimiento las colonias de Cisjordania se incrementaron en un 39%, según un estudio de la ONG israelí Paz Ahora.

Una tercera parte de las cerca de 20.000 viviendas construidas en la última década en Cisjordania se encuentran más allá de la barrera (muros, vallas y tapias) erigida por Israel en Cisjordania a partir de 2004 y otro tercio en áreas alejadas, donde las estructuras de separación aún no ha sido construidas.