El PSOE gana con 5 escaños en Extremadura, según el sondeo GAD3

España vota bajo la sombra de la incertidumbre

España vota bajo la sombra de la incertidumbre

Sigue los resultados de las elecciones de noviembre del 2019 en directo. La sorpresa en los comicios la dio la ultraderechista Vox, que accedió al tercer puesto, con 52 legisladores y el 15,11% de los votos. De hecho, se quedan muy lejos con 88 escaños y un 20,8% de los votos, con medio millón de sufragios más que en los anteriores comicios.

Pese a estos resultados, Pedro Sánchez salió exultante al balcón de Ferraz acompañado de su mujer y de varios dirigentes del PSOE: "No es mi intención seguir ganando elecciones", dijo a los suyos tras aludir a esta cita electoral como una "convocatoria automática".

Entonces, según el recuento oficial, el panorama de estas elecciones -planificadas por el jefe de Gobierno, Pedro Sánchez, en julio cuando se sabía que la sentencia del 'procés' marcaría la campaña- es negativo para España.

La principal formación de la región nororiental en el parlamento nacional volvería a ser Esquerra Republicana, con una cuenta provisional de 13 escaños, lo que la convierte en la quinta fuerza de la cámara. Y para concluir, las fuerzas con menos votos fueron PUM+J (0,14%), el PH (0,11%), el PCTE (0,09%) y el PCPE (0,07%).

A pesar de que los socialistas fueron el partido más votado, el bloque de derechas sumó la mayoría con un total de 12 escaños en el Congreso.

Unidas Podemos sería la cuarta fuerza política con 30-34 escaños, descendiendo de las 42 actas que obtuvo en las legislativas de abril. Les siguen Cs tras conseguir 10 escaños, JxCat tras recabar 8 escaños y En Comú Podem con 7 escaños. El resto de fuerzas que han obtenido representación parlamentaria son PNV (7), EH Bildu (5), Más País-Equo (2), CUP (2), Podemos-EU (2), Coalición Canaria (2), Na+ (2), Més Compromís (1), el BNG (1), el PRC (1), Teruel Existe (1) y CpM (1).

El gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) lideraba el domingo el conteo en la repetición de las elecciones generales, que no desbloquearían el estancamiento existente en la política española.

Todo ello hace prever que España volverá a enfrentarse a un intrincado proceso de negociación para intentar que los partidos políticos se pongan de acuerdo en la formación de Gobierno.