El cigarro electrónico cobra su primera víctima en México

"

"Lamentamos que el uso inadecuado del cigarrillo electrónico para el consumo de marihuana ilegal, por parte de la joven -según confirmó ayer el Departamento de Salud a algunos medios-, le haya provocado daños serios a su salud".

De acuerdo con los servicios de Salud de dicha entidad, se trata de un joven de 18 años de edad, quien perdió la vida el pasado 29 de octubre en ese estado.

Fue diagnosticado con un cuadro pulmonar severo y recibió atención en el área de cuidados intensivos.

Se le realizaron estudios para averiguar si el origen de éste era cardíaco, pulmonar o infeccioso; incluso se le practicaron pruebas de otras enfermedades transmisibles, como influenza y VIH.

La Secretaría de Salud informó que está confirmando si el deceso fue agravado por el uso de un vapeador o cigarrillo electrónico, además del antecedente en el consumo de sustancias nocivas.

En algunos países del mundo ya se había advertido sobre el peligro del uso de los cigarrillos electrónicos, pues ya se habían registrado algunas muertes por ello.

Dijo que este uso inapropiado no tan sólo desinforma a la ciudadanía, sino que también repercute en la salud pública.

Los jóvenes son los principales consumidores de cigarrillos electrónicos (Foto: AP) La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), comenzó a realizar operativos a nivel nacional para decomisar cigarrillos electrónicos a finales de septiembre. Muestra de eso es que un mes después cobró su primera víctima.

El fallecido tenía 18 años y permaneció 15 días ingresado en un hospital.

En este sentido, el Comisionado Estatal de Riesgos Sanitarios, Carlos Aguilar Acosta, dio a conocer que la Coepris intensificó acciones en todo el estado en vigilancia, control y fomento sanitario para la no venta de productos sucedáneos del tabaco, tales como cigarros electrónicos y/o vapeadores así como sus insumos: líquidos saborizados, cápsulas de recarga y/o cartuchos; con la finalidad de que estos productos no representen un riesgo para la salud de la población.