Pintar vacas como cebras evita que sean víctimas de los mosquitos

¿Por qué los científicos sugieren pintar a las vacas de cebras?

¿Por qué los científicos sugieren pintar a las vacas de cebras?

Sus picaduras hacen que las vacas coman menos, duerman menos y se lesionen más, lo que lleva a las vacas lecheras a dar menos leche y a las vacas de engorde perder peso.

Los ganaderos podrían considerar pintar "rayas de cebra" en su ganado.

Las rayas de las cebras tienen más que un valor estético: ayudan a defenderse de los animales chupasangre. El daño causado por las picaduras de moscas equivale a aproximadamente u$ s 2.2 mil millones en pérdidas económicas anuales para la industria ganadera de los EE.UU. Un grupo de investigadores japoneses lo ratifica con un grupo de vacas para ver qué sucede.

La nueva investigación consistió en reunir a seis vacas negras japonesas, a dos de las cuales las pintaron franjas con laca blanca (a base de agua), a otro par le estamparon rayas negras y a las últimas las dejaron sin rayas para visualizar el efecto que tenían durante el pastoreo.

Para las pruebas, los autores pintaron a las reses y las observaron durante tres días con cámaras de alta resolución que les permitían hacer un recuento del número de insectos que se les acercaban y la cantidad de veces que los animales llevaban a cabo algún movimiento para repelerlos, como mover la pata, las orejas o el rabo.

Mientras que las vacas sin pintar y las vacas con rayas negras soportaron más de 110 picaduras en 30 minutos, las vacas en blanco y negro sufrieron menos de 60 en el mismo período.

Además, las líneas de cebra redujeron los comportamientos repelentes de insectos en cerca de 20 por ciento, lo que indicaba que las vacas estaban siendo molestadas en menor medida por los insectos.

La industria del ganado comúnmente rocía pesticidas para combatir las moscas que pican, pero los investigadores dicen que pintar rayas con materiales no tóxicos podría ser más barato, más saludable para el ganado y mejor para el medio ambiente.

Los expertos japoneses han realizado un escrupuloso estudio de la cuestión y se han basado en unos informes anteriores que han demostrado que las moscas tienen menos probabilidades de aterrizar en superficies en blanco y negro: la polarización de la luz perjudica su percepción, por lo que no pueden desacelerar adecuadamente, escribieron los investigadores.

El estudio debe replicarse con una muestra más grande y con diferentes razas de vacas, para comprobar su validez.

Si se confirman los impresionantes resultados de este estudio, esto podría ser realmente una traducción inspiradora e ingeniosa de un hallazgo científico aparentemente mundano para hacer del mundo un lugar mejor, más humano y más saludable.