Los restos de Franco serán exhumados antes del 25 de octubre

El Valle de los Caídos

El Valle de los Caídos

La intención del Gobierno de Pedro Sánchez era que los restos del dictador salieran del Valle de los Caídos rumbo al cementerio del Pardo-Mingorrubio antes de que comenzara la campaña electoral del 10-N.

"Necesitamos días para tener el Valle de los Caídos cerrado, con las condiciones técnicas adecuadas", ha argumentado la vicepresidenta para justificar que no den una fecha cerrada para la exhumación.

Los familiares de Franco consideraban que el Supremo estaba dando un trato discriminatorio al caso porque el Gobierno estaba actuando para un caso concreto.

El Ejecutivo ha anunciado hoy sus planes tras el Consejo de Ministros. Por si aún queda alguna duda marca el camino que debe seguir el juez número 3 de lo Contencioso de Madrid, José Yusty, por la paralización de la licencia de obras del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial.

Se trataba de los presentados por la Fundación Franco, la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos y el instado por la Comunidad los Benedictina en el Valle. El Supremo dice que "no puede ser parte procesal afectada o interesada en un recurso contencioso administrativo".

La decisión del Gobierno de acordar el traslado llega después de que el Tribunal Supremo solventara ayer los últimos escollos para ejecutar la sentencia.

La familia del dictador español Francisco Franco, muerto en 1975, presentará este jueves ante el Tribunal Constitucional (TC) un recurso contra su exhumación del Valle de los Caídos y pedirá la paralización "cautelarísima" del procedimiento.

El gobierno español anunció este viernes que de aquí al 25 de octubre exhumará los restos del dictador Francisco Franco del mausoleo donde yace a unos 50 km al norte de Madrid, para reinhumarlos en una discreta cripta privada. Los magistrados también tienen previsto responder al escrito remitido por el prior a la Sala, quien en las últimas horas se ha convertido en el principal detractor de la exhumación.

Así lo ha avanzado en rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, que ha informado de que en la basílica del Valle de los Caídos solo estará presente la ministra de Justicia, Dolores Delgado, como notaria mayor del reino, que levantará acta, así como el personal necesario para la exhumación.

El Ejecutivo socialista, no obstante, se topó con la oposición frontal de la familia Franco, que ha pleiteado hasta el final para evitar la exhumación y, en caso de no poder evitarla, que los restos fueran inhumados de nuevo en la Catedral de la Almudena.