Steam podría permitir revender sus juegos de acuerdo a un fallo judicial

Un tribunal francés dictamina que Valve debe permitir que los usuarios de Steam revendan sus juegos

Un tribunal francés dictamina que Valve debe permitir que los usuarios de Steam revendan sus juegos

A día de hoy ninguna tienda o editor lo permite o facilita, situación que podría llegar a cambiar gracias a los tribunales. El Tribunal Superior de París sentenció que la compañía deberá reembolsar los fondos de Steam Wallet a los usuarios que lo soliciten, también deberán hacerse cargo en el caso de que algún usuario "reciba un daño de cualquier tipo" debido al uso de la plataforma o su contenido (juegos, beta, early access).

La decisión, publicada en Numerama, da la razón a la organización de consumidores UFC-Que Choisir quienes demandaron a Valve hace cuatro años por políticas contra los derechos de los consumidores. Steam, por su parte, se ha defendido diciendo que los productos que vende son suscripciones y que los usuarios no tienen total control ni propiedad, solo acceso a ellos; el juez ha declarado que no lo cree así y que lo que vende son licencias, por lo que están bajo la ley europea que antes hemos mencionado.

Valve ya ha hecho públicas sus respuestas sobre la sentencia, alegando que Steam es un servicio de suscripción; tanto es así, que sus responsables no están en absoluto de acuerdo y que la sentencia no tendrá efecto alguno sobre el modelo de negocio de la plataforma mientras se pueda apelar. En su sentencia el tribunal afirma que Steam no puede oponerse a la reventa de un juego aun siendo este en formato digital.

Además de acuerdo al informe emitido, se habrían encontrado más de 14 Clausulas "inaceptables" por los tribunales, que irían en contradicción directa con las leyes de comercio de la Union Europea, una de ellas y que ha sido bastante controversial, tiene que ver con el monedero digital de Steam, el cual actualmente, si un usuario abandona definitivamente la plataforma, Steam se queda con el dinero que haya habido en la cuenta, sin oportunidad de recuperarla aunque se quisiera.

A su vez, UFC-Que demandó a Valve por otras políticas que la plataforma implementa dentro de Steam.

Un tribunal francés ha sentenciado que los usuarios de Steam son los propietarios de los videojuegos que compran, con lo que tienen derecho a la reventa de productos digitales comprados en la plataforma de Valve y que la propia plataforma les niega.