"No nos conformamos, falta la guinda del pastel" — Ricky Rubio

Ricky controlando el balón en una acción de choque con Mills

Ricky controlando el balón en una acción de choque con Mills

El jugador de la selección española de baloncesto Ricky Rubio fue uno de los protagonistas del partido que enfrentó a la selección española de baloncesto con la de Australia en la primera semifinal del Mundial de China 2019.

"Pasan cosas en la vida, pasan mil lesiones, mil derrotas, pero al final, si sigues creyendo, la pelota entra" dijo a los periodistas en zona mixta el nuevo base de los Phoenix Sun.

"Son muchos años juntos, estamos en el campo hablando y mirando. Eso nos ha dado el partido".

Por último, Ricky aseguró que "está siendo un muy buen campeonato, pero queda la guinda del pastel". "Aún no hemos hecho nada, no nos conformamos". "Hay mucho trabajo detrás, muchas horas y trae su recompensa", finalizó al borde de las lágrimas. "Hemos ganado como equipo.".

Aquel día, un jovencísimo Rubio de apenas 15 años y que ya había debutado en la ACB con el Joventut anotaría 51 puntos, cogería 24 rebotes y repartiría 12 asistencias y se consolidaría con su 'triple doble' como la gran esperanza de futuro del baloncesto español.