Encuentran agua en planeta potencialmente habitable — Histórico hallazgo

Descubren un planeta con agua fuera del sistema solar

Descubren un planeta con agua fuera del sistema solar

"Es el mejor candidato a exoplaneta habitable que tenemos ahora", dijo Angelos Tsiaras, astrónomo del University College de Londres y uno de los autores de la investigación. La mayoría de los otros exoplanetas como este han sido gigantes gaseosos, como Júpiter y Saturno, por lo que K2-18b ofrece una valiosa oportunidad para que los investigadores estudien planetas más pequeños, rocosos o helados.

La información se detectó gracias a los algoritmos de código abierto para analizar la luz estelar filtrada a través de la atmósfera de K2-18b. Los resultados obtenidos muestran, además de la vapor de agua, la presencia de hidrógeno y helio en la atmósfera. Por ello, dicen, "se requieren estudios adicionales para estimar la cobertura de nubes y el porcentaje de agua atmosférica presente".

Este exoplaneta fue hallado en 2015 por el telescopio espacial Kepler mientras orbitaba su estrella K2-18, una enana roja situada en la constelación de Leo, a 110 años luz del sistema solar (un año luz equivale a 9,46 billones de km).

Los encargados del hallazgo sostienen que K2-18b recibe tanta radiación de su estrella como la Tierra del Sol, por lo que creen que es muy probable que también tenga agua en su superficie. "Esto no se debe únicamente a que las supertierras como K2-18 son los planetas más comunes en nuestra galaxia, sino que también las enanas rojas (estrellas más pequeñas que el Sol) son las más comunes", explica Ingo Waldmann, coautor de la investigación. Hasta ahora se han encontrado cientos de supertierras, pero los expertos esperan encontrar más en los próximos años.

Hace apenas unas décadas, la idea de hallar agua en la atmósfera de planetas potencialmente habitables pertenecía a la ciencia ficción.

Está seguramente compuesto por silicatos, como la Tierra, Marte y Venus, y de hielo.

La próxima generación de telescopios espaciales, incluido el telescopio espacial James Webb de la NASA / ESA / CSA y la misión ARIEL de la ESA, podrán caracterizar atmósferas con más detalle ya que llevarán instrumentos más avanzados. Se espera que el lanzamiento de ARIEL suceda en 2028 y observará 1.000 planetas en detalle para obtener una imagen representativa de cómo son en realidad.

"Nuestro descubrimiento convierte a K2-18b en uno de los objetivos de estudio más interesantes para los estudios del futuro". Por otra parte, es importante señalar que este exoplaneta es una supertierra, es decir, con una masa entre la Tierra y Neptuno, en este caso ocho veces más que nuestro planeta. Este descubrimiento llevado a cabo por investigadores británicos es un salto adelante en este sentido, abriendo nuevos mundos de posibilidades.

El descubrimiento, publicado hoy en Nature Astronomy, es la primera detección atmosférica exitosa de un exoplaneta que orbita en la "zona habitable" de su estrella, a una distancia donde el agua puede existir en forma líquida. "Los secretos de nuestro Universo están ahí fuera y estoy enormemente orgullosa de que nuestros investigadores y consejeros apoyados por el Gobierno se encuentren en la primera línea de los esfuerzos por encontrar respuestas para a misterios que han perdurado durante siglos", ha dicho la secretaria de Estado de Reino Unido Andrea Leadsom.