El desplante de Bolsonaro a Alemania y Noruega

Deforestacion 2

Deforestacion 2

"Ninguno tienen moral para dar ejemplos".

Antes de cuestionar a los noruegos, Bolsonaro había embestido el miércoles contra Merkel.

Como saben, el fin de semana pasado Alemania suspendió los recursos que le otorgaba Brasil para la protección del medio ambiente -en especifico del Amazonas.

De acuerdo con un informe del Instituto del Hombre y el Medio Ambiente de la Amazonia (Imazon), que desde hace 28 años estudia la región, la deforestación aumentó en julio un 66% en comparación con el mismo mes del año pasado, lo que llevó la tasa interanual a un "preocupante" 15%.

Las políticas comerciales y mineras del Gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil están destrozando la Amazonia.

Noruega considera al Amazonas como un "pulmón del mundo", ya que "todos dependemos por completo de la protección de esa selva tropical", declaró Ola Elvestuen, ministro de Clima y Medio Ambiente del país nórdico.

El rico país escandinavo reprocha a Brasil haber “roto el acuerdo” alcanzado con los donantes del Fondo Amazonia, al que Oslo dio unos 828 millones de euros (919 millones de dólares) desde su creación en 2008.

Las tensiones entre los dos países se remontan a la gestión de Michel Temer (2016-2018), pero se agravaron desde la llegada al poder de Jair Bolsonaro, un escéptico del cambio climático que promueve la explotación de recursos naturales en áreas protegidas. Luego de atacar al gobierno de Alemania , ahora lo hizo con el de Noruega debido a discrepancias sobre la administración de los recursos donados por los europeos.

El jueves la embajada de Alemania divulgó un video sobre la política de conservación de los bosques de aquel país que rebate las afirmaciones del presidente brasileño.

Bolsonaro criticó los datos y ello derivó en el despido del director de la agencia. Ahí la razón para que estas naciones protestaran por la falta de compromiso del presidente y su equipo.

Como era de esperar, a Bolsonaro no le pareció en lo absoluto este corte de financiamiento por parte de Noruega y respondió de una forma no muy diplomática: "Tengo un mensaje para la querida Angela Merkel: toma tu dinero y reforesta Alemania".