Michelle Bachelet pidió investigar represión a manifestantes — Hong Kong

Manifestantes en el aeropuerto de Hong Kong

Manifestantes en el aeropuerto de Hong Kong

"El aeropuerto paralizado ayer [12 de agosto], el bloqueo del túnel submarino, ataques a comisarías, el lanzamiento de botellas con mezclas incendiarias y bombas de humo hundieron a Hong Kong en el caos", indicó, agregando que esos "actos premeditados de violencia en nombre de la libertad están dañando el Estado de derecho".

Más de 5.000 manifestantes, según la policía, se congregaban este lunes (12,08.2019) en el aeropuerto de Hong Kong, importante centro de transporte internacional, donde las autoridades decidieron cancelar todos los vuelos del día.

Pero la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam, sigue en sus trece y hoy volvió a defender al cuerpo policial y a criticar a los manifestantes, que, según ella, han llevado a la ciudad a "un camino sin retorno" que podría "hundir a la sociedad en una situación muy preocupante y peligrosa".

Los manifestantes han querido acordarse de la compañera y han mostrado su solidaridad, convirtiendo el parche en un símbolo de las protestas igual que hace unos años fueron los paraguas.

"Las operaciones se han visto seriamente interrumpidas (...) todos los vuelos han sido cancelados (...) Se aconseja a todos los pasajeros que abandonen los edificios de la terminal lo antes posible", informó la autoridad aeroportuaria de la ciudad en un comunicado.

Aunque este martes se reanudaron los vuelos desde el aeropuerto de Hong Kong, escenario de las protestas de miles de manifestantes contra un proyecto de ley de extradición a China, la tensión en este territorio, con régimen especial, ha seguido en aumento en los últimos días.

De acuerdo a la Policía alrededor de cinco mil personas ingresaron al aeropuerto para manifestar contra el Gobierno, varios de los participantes de la protesta enarbolaban pancartas en las que se leía "Hong Kong no es seguro" o "Vergüenza de policía".

Este martes, los manifestantes levantaron barricadas con carros para maletas y bloquearon los accesos a las zonas de seguridad. La agencia oficial Xinhua denunció a "radicales violentos" que ponen a Hong Kong al borde de un "abismo". "Muchos me culpan a mí y a Estados Unidos por los problemas que ocurren en Hong Kong". Los medios de comunicación estatales publicaron videos esta semana de la Policía Armada del Pueblo, una fuerza paramilitar especializada en el control de disturbios, reuniéndose al otro lado de la frontera en Shenzhen.

De esta forma, Bachelet sostuvo que condena "cualquier forma de violencia (.) y exige a las autoridades hongkonesas abrir una investigación rápida, independiente e imparcial".

A su vez, periodistas independientes y corresponsales de medios internacionales han difundido imágenes similares en sus cuentas de redes sociales.