Martes 13: los rituales para ahuyentar la mala suerte

Ni te embarques

Ni te embarques

"No te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes", suelen decir siempre que se vive un martes 13 y empiezan a surgir los ritos como quemar palo santo y limpiar los pisos con vinagre para evitar la "mala suerte". A menudo, alrededor del mundo las personas sufren ante la llegada de un martes 13 un temor ingobernable y padecen de trezidavomartiofobia, una patología en la que en días como estos sufren de ansiedad, miedo e inseguridad.

Pero, ¿Por qué el martes 13 es considerado cómo un día de mala suerte? Tanto el martes como el viernes 13 comenzaron a adquirir un significado negativo a partir del siglo XIX.

Es en España, Grecia, Cuba, Uruguay, Paraguay, Argentina, Chile, Perú, Venezuela, México, Colombia, Ecuador, entre otros, donde el martes 13 es considerado de mal augurio.

El martes 13 tiene mala fama en las culturas más diversas, desde tiempos inmemoriales y parece estar relacionado con creencias religiosas, mitológicas y leyendas históricas.

Las connotaciones aplicadas a este día son iguales a las del viernes 13 en las culturas anglosajonas o el viernes 17 en Italia. A ello se suma que el 13 no es un buen número para el catolicismo porque ese era el número de los asistentes a la última cena, donde se dice participaron los doce apóstoles y Judas, quien traicionó a Jesús, que fue el número 13. Los supersticiosos toman sus recaudos los martes 13, incluso, hasta los viernes 13, y hasta caminan por la calle prestando más atención de lo habitual.

Todo tiene que ver con el dios romano de la guerra, Marte, y que este día esté regido por el planeta rojo, asociado a la destrucción por los antiguos.

Sin embargo la fecha cambia para otros países. También una leyenda escandinava cuenta que, según la misma tradición, en una cena de dioses en el Valhalla, Loki, el espíritu del mal era el decimotercer invitado. En el Tarot, este número hace referencia a la muerte.

Pese a todas las creencias no existe sustento científico para pensar que un número y un día en particular nos traigan mala suerte.

Fue un martes 13 cuando se produjo la confusión de idiomas en la Torre de Babel, lo que explicaría la connotación negativa del martes, además del número 13.