Antonio Brown pierde apelación y no podrá usar su casco viejo

Antonio Brown en entrenamiento con Oakland Raiders

Antonio Brown en entrenamiento con Oakland Raiders

La polémica en la NFL durante el fin de semana, se concentró en la ausencia del receptor Antonio Brown de los Raiders de Oakland, molesto por la nueva política de la Liga que no lo deja utilizar su antiguo casco.

"Si bien estoy en desacuerdo con la decisión del mediador, estoy trabajando en recuperarme plenamente y espero reunirme con mis compañeros en el terreno de juego", dijo Brown en un comunicado en Twitter. "Estoy emocionado por la temporada y aprecio las preocupaciones por mis pies", escribió el receptor en su cuenta de Instagram.

McCarthy explicó que los jugadores no pueden practicar o jugar en partidos hasta que usen cascos aprobados. "Si no juega o entrena está en un incumplimiento de contrato y no recibirá su sueldo".

El viejo casco de Brady, el Riddell VSR-4, estuvo entre los prohibidos por la NFL este año, como parte de una estrategia conjunta con la asociación de jugadores de la NFL (NFLPA por sus siglas en inglés) para ayudar a mejorar la seguridad de los jugadores.

El Comité Operativo Nacional de Estándares para Equipamiento Atlético establece los estándares para desempeño y pruebas del equipamiento.

Brown tuvo una llamada de dos horas con un mediador independiente, dijeron fuentes a ESPN, para argumentar el por qué se le debería permitir seguir utilizando su casco de 10 años de edad.