Noruega confirma como 'terrorista' el ataque a una mezquita

El centro islámico Al Noor de Oslo

El centro islámico Al Noor de Oslo

"La muerta es una joven encontrada por la policía al entrar en el piso en el que vive el detenido", dijo en rueda de prensa el inspector Rune Skjold.

El PST recibió una alerta "vaga" sobre Manshaus por sus opiniones extremas, pero tras analizarla se concluyó que no había base para continuar la investigación y que nada apuntaba a que estuviera preparando un acto terrorista.

La abogada de Philip Manshaus, de 21 años, ha dicho que su cliente rechaza los cargos de homicidio e intento de homicidio y se niega a declarar El joven es, además, sospechoso de haber matado a su hermanastra antes de ir al centro religioso de AL Noor, a 17 kilómetros de Oslo, para perpetrar una masacre. La investigación ha mostrado que (el autor del suceso) tiene ideas de extrema derecha.

El individuo, ciudadano noruego de unos veinte años, fue reducido por quienes estaban en el interior del centro islámico al-Noor de Bærum y detenido minutos después por la policía, que acordonó la zona, a la que se desplazaron varios equipos de emergencia. La policía está en contacto con los servicios de inteligencia y puede añadir el cargo de terrorismo, ha matizado Skjold.

Manshaus era conocido de la policía, y según el periódico Dagbladet, había publicado un mensaje antes del tiroteo en las redes sociales donde invitaba a la guerra de razas y elogiaba a Brenton Tarrant, autor de los ataques contra dos mezquitas en Christchurch (Nueva Zelanda) del pasado 15 de marzo, en los que murieron 51 personas.

"El hecho de que el agresor ingresó a una mezquita armado, y el hecho de que hasta ahora la pesquisa ha encontrado que expresó actitudes hostiles contra los inmigrantes, ha llevado a la policía a investigar este ataque como un intento de acto terrorista", afirmó el departamento de policía en un comunicado.

"El ataque terrorista en Baerum es el resultado de un odio duradero contra los musulmanes que pudo expandirse en Noruega sin que las autoridades tomen en serio esta evolución", denunció el Consejo Islámico de Noruega, organización que representa a los musulmanes en el país. Se encontraron dos armas dentro de la mezquita y se cree que que pertenecen al sospechoso, según informó la Policía.

Las autoridades han aumentado la seguridad, sobre todo en Oslo, donde se ha decidido que todos los policías vayan armados.

Breivik mató a 77 personas el 22 de julio de 2011, al hacer estallar una bomba en la sede del gobierno en Oslo y abriendo fuego luego en un encuentro de jóvenes laboristas en la isla de Utoya. La primera ministra de Noruega, Erna Solberg, acudió este domingo a Bærum para participar en la celebración islámica del Eid al Adha o Fiesta del sacrificio junto a la comunidad musulmana.