Trump reafirma su defensa al derecho a portar armas en EEUU

Tras tiroteos, jefe del lobby de armas en EEUU se opone a llamados para restringir su compra

Tras tiroteos, jefe del lobby de armas en EEUU se opone a llamados para restringir su compra

La posición de Trump provocó una advertencia inmediata por parte de la Asociación Nacional del Rifle y despertó preocupaciones entre los asistentes de la Casa Blanca, según los legisladores y funcionarios de la administración, debido a las posibles controversias por parte de los defensores de la La Segunda Enmienda a la Constitución de Estados Unidos de América, que protege el derecho a poseer y portar armas.

Después de los tiroteos masivos en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, ha habido una amplia demanda de leyes más estrictas sobre armas de fuego.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el viernes que podrían tomarse medidas de "sentido común" para enfrentar los hechos de violencia por tiroteos en el país, pero añadió que desea tener la perspectiva de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), el poderoso grupo que se opone al control de armas.

El presidente estadounidense dijo que habló con el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, y con senadores de su círculo que defienden también el derecho a la tenencia de armas.

A decir del diario The New York Times, las principales organizaciones de control de armas, impulsadas por fondos de partidarios como el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg y redes de base en todo el país, han ayudado a promulgar nuevas leyes, principalmente en estados controlados por los demócratas.

Los demócratas -que defienden la regulación del mercado de las armas como un argumento de campaña de cara a las presidenciales de 2020- temen que esta reforma sea inútil sin 'controles universales' de antecedentes.

"Están en marcha discusiones serias entre los dirigentes en la Cámara (de Representantes) y el Senado acerca de controles significativos de antecedentes (de compradores de armas)".

El Congreso de EEUU lleva más de dos décadas sin aprobar una ley que limite significativamente la posesión de armas; pero Trump aseguró hoy que tiene una "gran influencia" en el Senado y la Cámara de Representantes y que podrá conseguir un cambio legislativo.

Hasta ahora, McConnell se había negado a someter a voto en la Cámara Alta, de mayoría republicana, una proyecto de ley aprobado en febrero en la Cámara Baja, dominada por los demócratas.

Trump ha prometido en otras ocasiones mayor control en armas, entre ellas después de la balacera en 2018 en una escuela en Parkland, Florida, pero poco ha surgido de eso.

"La postura de la NRA es que aquellos que han sido hallados por un juez como un peligro para sí mismos o para otros no deben tener acceso a las armas de fuego".

'Ellos entienden que no queremos gente demente, gente mentalmente enferma, gente mala y peligrosa, no queremos armas en las manos de la gente equivocada', dijo. Dijo que el presidente "ansía obtener un resultado y yo también".

"Con toda franqueza, necesitamos verificaciones de antecedentes inteligentes", destacó Trump a su salida de la Casa Blanca cuando se dirigía a una fiesta para recaudar fondos.