Gobierno de EUA reacciona ante invitación a "invadir" el Área 51

Área 51

Área 51 "está lista" pare detener el ataque tipo Naruto

El Área 51 es un destacamento remoto de la Base de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, en el sur de Nevada.

Este evento, el cual tiene por nombre "Asaltar el Área 51, no pueden detenernos a todo", ya ha alarmado a las autoridades de EE. "Vamos a ver a los alienígenas".

La premisa de os convocantes es que en la misteriosa zona militar denominada área 51, Estados Unidos tendría almacenadas pruebas de vida extraterrestre. Facebook ha despertado la pasión de miles de cibernautas por descubrir la verdad del Área 51 el próximo 20 de setiembre del 2019.

Sin embargo, McAndrews emitió una advertencia. Este es un rango de entrenamiento abierto para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. "La Fuerza Aérea de EU. siempre está lista para proteger a EU. y sus activos". "UU. esto es una broma, en realidad no tengo la intención de seguir adelante con este plan", escribió Jackson Barnes.

Lo preocupante ahora es que muchas personas se hayan tomado la invitación en serio e intenten entrar al Area 51. "Pensé que sería divertido y conseguiría algunas sorpresas en Internet". "Yo durante el viaje en autobús al Área 51 sabiendo que estoy a punto de morir", compartió un tuitero. Muchos sostienen que existe una conspiración y que el Gobierno estadounidense -que reconoció formalmente la existencia de la base recién en 2013- oculta información secreta sobre la vida extraterrestre y creen que en ese sitio hay un frecuente avistamiento de ovnis.

La creación y el desarrollo de la Área 51 se vincula directamente con los primeros tiempos de la Guerra Fría.

En unos documentos obtenidos por la Universidad George Washington se afirmaba que el sitio fue creado por una orden del entonces presidente Dwight Eisenhower a mediados de la década de 1950.

En 1996 el estado de Nevada volvió a llamar la ruta 375 "La Autopista Extraterrestre". En los lados de la carretera nacieron lugares como el Centro de Investigación Extraterrestre.

Está penado por ley desde tomar fotos hasta cruzar algunos metros dentro de la base, y siempre hay soldados cuidando los alrededores para que ninguna persona se atreva a aventurarse e incluso sobrevolar el cielo de esta zona podría traer graves consecuencias.