Joven clarinetista sigue detenida pese a tener boleta de excarcelación

"Mi hija está destrozada psicológicamente", denuncia madre de clarinetista Karen Palacios

Luego de 29 días me la dejaron ver y mi hija se encontraba totalmente destrozada porque ha sido torturada psicológicamente.

La joven sufre de depresión y es asmática. Cumplió 45 días recluida este lunes, luego de ser trasladada el 14 de julio desde la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) al Inof. "Nos montaron en una camioneta negra y después se pusieron sus chalecos y sus armas, nos dimos cuenta de que eran funcionarios", contó durante una rueda de prensa en el Foro Penal Venezolano.

"Yo no quería su traslado, sino su libertad. Ella dio una opinión de algo que le parecía injusto (...) Ella es músico, no es una delincuente, no merece estar pasando por esto", afirmó Pérez.

En este sentido, la madre de la víctima, Yudith Pérez, declaró que el 1 de junio un grupo de funcionarios se hicieron pasar por profesores de la orquesta y la fueron a buscar a su residencia en Carrizal diciéndoles que la trasladarían al Centro de Atención a la Víctima, ubicado en el Palacio de Miraflores.

De los 590 presos por motivos políticos que registra Foro Penal, hay 62 mujeres; entre ellas está la joven clarinetista de 25 años, quien ya posee una orden de excarcelación emitida el pasado 18 de junio. Foro Penal denunció que la detienen por haber firmado en contra de la gestión de Nicolás Maduro en el plebiscito del 16 de julio del 2017, por lo cual también su contrato con la Orquesta Filarmónica Nacional fue rechazado. Solo la sacaron dos veces.

"Mi hija estuvo en los calabozos de la Dgcim y solo fue sacada dos veces, por lo que estaba presentando muchos dolores de espalda porque no podía pararse de la cama, no había espacio".

"Se ha hecho costumbre que el tribunal emite boleta de excarcelación y hasta el momento ningún tribunal la está ejecutando y siguen privados de libertad".

Migliorini aseguró que el caso de la joven fue notificado a la comisión técnica de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, quienes aseguraron su ayuda a Palacios.

El Acnudh consideró que las detenciones arbitrarias se han utilizado como instrumento para intimidar y reprimir a cualquier expresión de disensión, al menos desde 2014.