Trump rompió el pacto con Irán por "vandalismo", según cable diplomático

Donald Trump presidente de Estados Unidos

Donald Trump presidente de Estados Unidos

El embajador británico en Washington Sir Kim Durroch creyó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró del histórico acuerdo nuclear de Irán por "razones de personalidad", porque estaba asociado con su antecesor en la Oficina Oval, revelan los memorandos recién filtrados vistos el sábado por la noche por correo.

En un informe elaborado en mayo de 2018, después de que el entonces canciller de Reino Unido, Boris Johnson, viajara a Washington para persuadir al Gobierno de EE.UU.de que no abandonara el pacto, ese antiguo alto representante británico afirmó que las acciones del mandatario norteamericano equivalían a "un vandalismo diplomático".

El Comando contra el Terrorismo de la Policía Metropolitana investiga la filtración de cables privados escritos por el embajador británico en Estados Unidos como una posible violación de la Ley de Secretos Oficiales.

El cable fue parte de un segundo grupo de notas filtradas publicadas por el Correo el domingo, la primera de las cuales llevó a la renuncia de Darroch el 10 de julio. Según el Mail on Sunday, el diplomático advirtió que Washington "no puede articular una estrategia para el 'día después'" de romper el acuerdo ni tenía "ningún tipo de plan" para trabajar de forma conjunta con sus aliados europeos en un nuevo entendimiento multilateral con Teherán.

Trump ha atacado durante mucho tiempo el acuerdo nuclear internacional de Irán de 2015 con el objetivo de restringir el desarrollo de las armas nucleares de Teherán como ineficaz y culpó repetidamente a Obama y al exsecretario de Estado John Kerry por impulsar su adopción.

La filtración de documentos diplomáticos no demasiado halagadores hacia el presidente estadounidense, la semana pasada, provocó una tormenta entre Reino Unido y su aliado estadounidense.

Hace ocho días el diario británico Daily Mail publicó correos electrónicos confidenciales en los que Darroch calificó al gobierno de Trump como "inepto", "torpe" e "incompetente", y señaló que la Casa Blanca era "excepcionalmente disfuncional" y "dividida" bajo el gobierno de Trump.

La policía del Reino Unido abrió esta semana una investigación para tratar de identificar el origen de la filtración de los cables diplomáticos de Darroch.

El embajador anunció finalmente su dimisión el miércoles, una salida que May consideró "muy lamentable".

En este sentido, pidió a cualquier persona que tenga información sobre el caso que contacte a la Policía y "aconsejó" a los medios que "no publiquen documentos gubernamentales filtrados que pudieran estar ya en sus manos o que les hayan sido ofrecidos".