Luego de ver la serie, un héroe de Chernobyl se suicidó

Héroe de Chernobyl se suicida tras ver la serie de HBO

Héroe de Chernobyl se suicida tras ver la serie de HBO

De 61 años, Zhusupov se suicidó al arrojarse del techo de un edificio de cinco pisos en Aktobe, Kazajstán.

Hay que recordar que, durante mayo, el canal HBO emitió una miniserie llamada Chernobyl (Chernóbil, en español), en la que se repasó el grave accidente nuclear ocurrido en Ucrania en 1986, que provocó una emergencia medio ambiental internacional que terminó con la vida de 31 personas y la evacuación de más de 116 mil habitantes.

El hombre sirvió en el reactor número cuatro de la planta nuclear de Chernobyl después de la explosión en 1986 y había sido condecorado por el gobierno tras su actuación en los días posteriores a la explosión, 26 de abril de 1986. En varias oportunidades se había desvanecido de la nada y cuando se pusieron a ver la serie de HBO no pudo contener las lágrimas.

"Todos vimos la serie Chernobyl".

"Vivió en la penuria, sin un hogar adecuado", dijo otro amigo del hombre que apoya esta versión, explicando que "se sentía engañado" por no recibir alojamiento ni pensiones.

Aparentemente, a este héroe se le había asignado una habitación compartida en un albergue, demasiada pequeña para él, su esposa y sus cinco hijos. Papá observó y recordó con tanto dolor todos estos momentos que tuvieron que pasar.

"Mi papá recibió algo de apoyo del gobierno, pero no de la manera que él quería".

De la misma forma, explicó que Zhusupov pasó diez años esperando estos subsidios hasta que se percató que su nombre ya no figuraba en la lista.

"Creo que saltó de una altura en un estado de total desesperación, porque durante muchos años no llegó a obtener un hogar adecuado", sentenció Bakitzhan Satov, que preside una asociación que representa a los liquidadores de Chernobyl, esos hombres que arriesgaron su vida para minimizar los daños producidos por la tragedia nuclear que HBO recreó este año con un terrible éxito de público en todo el mundo. Fue atormentado por frecuentes dolores de cabeza severos y colapsos repentinos, y pasó mucho tiempo en el hospital.

En una entrevista antes de su muerte, Zhusupov dijo: "Nadie nos dijo por qué nos llamaron [para trabajar en Chernobyl]".