El sudafricano Impey se lleva la novena etapa al sprint

El sudafricano Impey se lleva la novena etapa al sprint

El sudafricano Impey se lleva la novena etapa al sprint

El sudafricano Daryl Impey se impuso en la novena etapa y estreno su palmarés en el Tour de Francia al ser el más fuerte de los quince escapados.

"Los colombianos quedaron así: "Egan Bernal es sexto a 1'16" del líder; Rigoberto Urán se ubica octavo a 1'38", Nairo Quinta está en la casilla 14 a 2'04" y Sergio Luis Henao cierra el escalafón en el puesto 41 a 19'08".

Impey fue el ganador de entre un grupo de 14 corredores que fueron los que animaron la etapa y donde estaban los españoles Iván García Cortina y Marc Soler, con una larga escapada que llegó a tener 11 minutos de ventaja con el pelotón (la mayor de este Tour) y que no se rompió hasta los últimos 44 kilómetros. Alaphilippe al frente, seguido del italiano Giulio Ciccone (Trek) y del galo Thibaut Pinot (Groupama), que es el líder real del Tour. El portugués Rui Costa, que trató como Soler dar caza a la fuga, renunció finalmente y esperó a unirse de nuevo con el grueso de ciclistas que venían más de ocho minutos por detrás.

El pelotón, con los grandes favoritos a la victoria final y el actual maillot amarillo Julian Alaphilippe, llegó retrasado a 16 minutos, pero ese margen no provocó grandes cambios en la parte alta de la general, que continúa encabezada por el corredor francés. Habrá cuatro puertos de montaña cortos, el primero de cuarta categoría y los tres restantes de tercera.

El belga Tiesj Benoot lograba coronar la primera dificultad del día.

Tras algunos intentos más, fue el austriaco Lukas Pöstlberger el que logró marcharse solo en cabeza de carrera a 40 kilómetros de meta.

Edvald Boasson Hagen (Dimension Data) ganó el esprint intermedio en Arlanc a 78 kilómetros de meta, donde los fugados pasaron con 10:18 de ventaja sobre el grupo de favoritos. La etapa se disputó entre la fuga, que terminó con la victoria del sudafricano Darryl Impey (Mitchelton Scott).

A 13 kilómetros, en las primeras rampas de la Côte de Saint-Just, Pöstlberger acabó con su aventura, pero Impey y Benoot.