El gobierno iraní está dispuesto a negociar si EE.UU. levanta sanciones

SITIO ESTRATÉGICO. En junio hubo un incidente con buques petroleros en el estrecho de Ormuz. reuters

SITIO ESTRATÉGICO. En junio hubo un incidente con buques petroleros en el estrecho de Ormuz. reuters

El presidente de Irán, Hasán Rohani, se ha declarado dispuesto para mantener conversaciones con Estados Unidos si Washington levanta las sanciones y regresa al acuerdo nuclear del 2015 al que renunció el año pasado.

Las tensiones aumentaron debido a que Washington acusó a Irán de varios ataques a los petroleros y Teherán derribó un avión no tripulado de vigilancia estadounidenses, lo que llevó al presidente Donald Trump a ordenar un ataque aéreo que suspendió solo unos minutos antes del impacto.

Las tensiones entre los dos países se han agravado desde que el gobierno estadounidense se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear forjado entre Irán y las principales potencias mundiales. Teherán ha respondido enriqueciendo uranio más allá de los límites establecidos y amenazando con reiniciar las centrifugadoras desactivadas y aumentar el enriquecimiento muy por encima del nivel considerado normal para la generación de electricidad.

"La situación es grave".

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, alertó sobre el riesgo de un conflicto en Oriente Medio y calificó de "mala reacción a una mala decisión" el anuncio de Irán de su sobrepaso del límite de enriquecimiento de uranio establecido en el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) tras la salida de EE.UU.de este tratado.

Reino Unido, Francia y Alemania han emitido este domingo un comunicado conjunto en el que reiteran su compromiso con el acuerdo nuclear firmado hace cuatro años con Irán, pero señalaron que "su continuidad depende de que Irán cumpla plenamente sus obligaciones".

Concluido entre Teherán y el Grupo de los Seis (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) tras varios años de esfuerzos, el acuerdo prevé una limitación del programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales que asfixian a su economía.

Las potencias europeas no apoyan la aplicación de sanciones de Trump contra Irán, cuyo objetivo es forzarlo a entablar negociaciones sobre límites nucleares más estrictos y otras concesiones de seguridad, pero han sido incapaces de encontrar la forma de permitir que Irán los evite. He notado que todos dicen que no quieren ir a la cima de la escalada. Ni el presidente (iraní) Rouhani, ni el presidente Trump ni otros líderes del Golfo. "Pero aquí hay elementos de escalada que son preocupantes", dijo Le Drian.