Conmoción en España: la primera bebé robada halló a su familia (+historia)

La primera bebé robada reconocida en España encuentra a su familia biológica

La primera bebé robada reconocida en España encuentra a su familia biológica

El escándalo podría haber afectado a miles de familias en España.

La mujer que llevó a juicio el primer caso de 'bebés robados' en España ha encontrado después de 32 años a su familia -cuatro hermanos -tres hombres y una mujer, todos residentes en España.

Tras la sorpresa, Madrigal ha explicado que es "un triunfo" haber encontrado a su "familia de verdad", pero ha reconocido que es una "noticia agridulce" porque su madre biológica murió en 2013 a los 73 años.

Según la versión de Inés Pérez, no pagó nada por la bebé y lo único que sabía es que la menor "era hija de una mujer casada que había entregado al bebé porque no era de su marido".

El pasado mes de marzo, según relató a la Fiscalía, Inés Madrigal contactó con estos familiares y le trasladaron que su madre biológica había fallecido el 22 de enero en Madrid.

Aunque la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Madrid vio que los delitos de detención ilegal y falsedad documental no prescriben (ateniéndose a los artículos 131 y 132 del Código Penal) y el caso debía ir a juicio, la sección juzgadora no lo vio así. "Por primera vez tengo el puzzle de mi vida completo", subrayó.

Tuvo que ser en EE UU Unos periodistas de ese país contactaron con Madrigal y le informaron de una empresa privada estadounidense donde ella adquirió un "kit de ADN" que "dio como resultado que tenía un pariente cercano", un primo segundo de nombre Aitor, residente en Alemania, que se había hecho las pruebas con esa empresa por "pura curiosidad". "Mi perfil y el de uno de mis hermanos de madre estaban en una base de datos española que, sin embargo, no ha detectado el parentesco", se escandalizó.

Para Madrigal "es tercermundista que en España necesitemos de empresas de EEUU para encontrarnos", lo que demuestra que "los bancos de ADN españoles no están preparados ni capacitados para producir encuentros", porque utilizan un sistema con unos parámetros de búsqueda más limitados en comparación con los estadounidenses, que someten los resultados a miles de repeticiones y variables.

Inés Madrigal se pudo encontrar con 4 hermanos, dijo en la conferencia. Su madre, Pilar, habría dado a luz el 5 de junio de 1969 en la clínica San Ramón, en Madrid.

Este hallazgo motivó la apertura de unas diligencias el pasado mayo, en las que el Fiscal requirió muestras genéticas a los cuatro nuevos familiares que determinaron, según el dictamen del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forense, que es "78.802 veces más probable" la compatibilidad genética entre ellos frente a una persona al azar.

Con los resultados y estas declaraciones, el Ministerio Público considera que "debiera quedar excluido como hecho probado el robo de un bebé y con ellos el delito de detención ilegal", por el que se consideró responsable a Vela.

La Fiscalía señala que las diligencias "se entienden de interés para el procedimiento, bien sea durante la tramitación del recurso de casación, bien posteriormente a la firmeza de la sentencia respecto del eventual recurso de revisión", pero las consecuencias jurídicas son imprevisibles porque el recurso ante el Supremo está motivado y estructurado entorno a un bebé robado, no adoptado.

El doctor jubilado no fue condenado porque los jueces consideraron los hechos prescritos, pero el caso sigue vivo por un recurso presentado por Madrigal ante el Tribunal Supremo todavía pendiente de resolución.