Alberto Fernández declara en la causa como testigo — Memorándum con Irán

Alberto Fernández declara como testigo en la causa Amia

Alberto Fernández declara como testigo en la causa Amia

El precandidato presidencial del frente Todos apuntó contra el juez Bonadio. Quien sí presenció la audiencia fue el fiscal de la causa, Eduardo Taiano, aunque no intervino con ninguna pregunta. "Voy a venir todas las veces que me citen", dijo en diálogo con los medios nacionales tras su declaración. "Por eso lo que yo recomiendo al abogado de la querella es que vuelva a estudiar los principios elementales del derecho procesal porque un testigo es quien conoce a través de los sentidos, no alguien que opina". Sin embargo, fue una medida política que Cristina Fernández de Kirchner encontró para continuar con la impunidad, ya que continuaba negándose la apertura de todos los archivos secretos de inteligencia sobre esta causa.

Una parte de la investigación ya fue enviada a juicio oral y entre los procesados están la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, acusada por presunto "encubrimiento agravado, estorbo de un acto funcional y abuso de autoridad". En ese marco es que citó Alberto Fernández, justo en la semana en la que comenzaron oficialmente las campañas electorales.

Las diversas acusaciones e imputaciones de Bonadio contra la expresidenta como sobre otros funcionarios de su Gobierno por la firma del Memorándum de entendimiento con Irán, refrendado por el Congreso Nacional, lindan con el delirio. "Mi mayor crítica fue la de haber extendido la jurisdicción argentina a un comité internacional formado por cinco personas", dijo Alberto Fernández en su rol de testigo. "A partir de eso interpreté que (el acuerdo) podía contribuir al encubrimiento". Incluso escribí esto al otro día en una columna en el diario Clarín. "Y lo que había dicho previamente con Nelson Castro es hacer un paralelo entre los cuestionamientos que hacía Nisman y la cuestión política", remarcó. "Mi principal cuestionamiento tiene que ver con el modo en el que el juez (Daniel) Rafecas desestimó la denuncia".

La denuncia de Nisman fue desestimada dos veces por otro magistrado, hasta que recayó en Bonadio, quien abrió la investigación en 2016, ya durante el gobierno de Macri. Tras el trámite, que duró unos 40 minutos, el periodista se retiró de tribunales. "Fue siempre una opinión". concluyó Fernández.

"Me citaron a instancias de unas declaraciones públicas y notorias sobre el pacto con Irán".

Como diría Néstor Kirchner, Alberto Fernández está "nerviosho". Basó su pedido en una entrevista que Fernández concedió a Nelson Castro el 26 de febrero de 2015.