"Si la guerra comienza, daremos una respuesta decisiva" — Irán

Líder supremo iraní:

Líder supremo iraní: "EE.UU. no podría evitar que Irán obtenga un arma nuclear si Teherán lo necesitara"

Oficialmente aún no existe un culpable que esté tras el ataque a dos buques petroleros a la entrada del Golfo de Oman.

"No tengo respuesta para él y no le responderé", agregó Jamenei. El viaje del japonés es el primero que realiza un primer ministro desde 1978 a Irán.

Su mensaje llegó mientras el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, comparecía ante la prensa y acusaba a Irán de estar detrás de los presuntos ataques perpetrados este jueves contra dos cargueros en aguas del golfo de Omán.

Abe explicó hoy en Tokio antes de partir hacia Teherán que su objetivo es "rebajar tensiones" y "contribuir a la paz y a la estabilidad en la región".

Rohani respondió a la solicitud de Abe de resguardar la paz de la misma forma en que lo hizo días antes durante una visita similar del ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, quien también pidió cautela al país persa: "No iniciaremos ninguna guerra en la región, ni contra EE".

El Ayatolá Jamenei acogió favorablemente la propuesta del Primer Ministro japonés de ampliar las relaciones con la República Islámica de Irán, y señaló: "Japón es un país importante en Asia y, si quiere ampliar sus relaciones con Irán, debe demostrar su firme voluntad, como hicieron algunos países importantes".

Dos petroleros han sido atacados este jueves cerca del estratégico Estrecho de Hormuz, frente a Irán, un incidente que dejó a uno de los barcos en llamas y a la deriva.

Japón es un aliado clave de Washington, rival de Teherán, y tradicionalmente tiene buenas relaciones con Irán.

Abe estuvo en Teherán en una visita de tres días para tratar de ayudar a aliviar las crecientes tensiones entre Irán y los Estados Unidos.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, rechazó la oferta de diálogo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Rohaní afirmó que aunque las sanciones estadounidenses equivalen a "terrorismo económico", están demostrándose ineficaces y están perdiendo su capacidad para dañar a Irán.

Jamenei añadió que si bien Teherán no quiere una bomba atómica, "Estados Unidos no podría hacer nada" para impedirlo si Irán quisiera desarrollarla. 'Cuando termine, veremos un cambio muy positivo en la región y en el mundo', aseguró.

Para el líder supremo iraní, "la honestidad entre los funcionarios estadounidenses es escasa".

Rohani subrayó los puntos comunes con su invitado sobre la cuestión de las 'armas nucleares' y dijo que los dos países 'están en contra'.

Desde la decisión estadounidense de retirarse del acuerdo de Viena, el gobierno del presidente Donald Trump restableció o reforzó las sanciones económicas contra Irán.

Estados Unidos envió un portaaviones y bombarderos B-52 al Golfo Pérsico el mes pasado para responder a lo que describió como "nuevas amenazas" iraníes no especificadas.