Abuelas de Plaza de Mayo presentó al nieto recuperado Nº 130

Argentina: Abuelas de Plaza de Mayo presentan formalmente al nieto recuperado 130

Argentina: Abuelas de Plaza de Mayo presentan formalmente al nieto recuperado 130

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, anunció hoy la recuperación del nieto 130.

"El nieto 130 vive fuera de Capital Federal pero tiene la voluntad de estar presente durante el anuncio, por eso que la conferencia se realizará dentro de tres días, en la sede de Abuelas, Virrey Cevallos 592, CABA", señaló entonces la entidad.

"Él está aquí para relatar su búsqueda, para que la sociedad conozca su caso y tal vez así obtener algún dato sobre el destino de sus padres", relataron desde Abuelas y lamentaron que hasta el momento no hayan arrojado "ninguna información concluyente" las investigaciones realizadas por la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) y Unidad Fiscal Especializada para Casos de Apropiación de Niños.

A su lado, con voz quebrada y emocionado después de una vida de incertidumbre, habló su tío, Roberto Mijalchuk, hermano de Elena Mijalchuk, desaparecida en 1977 junto a su pareja, Juan Manuel Darroux.

Abuelas agradeció "las muestras de afecto y alegría por esta tarea que se ha vuelto colectiva". "Las esperanzas se fueron livianizando (sic) con mi hermana pero nunca se fueron perdiendo con las de Javier", recalcó.

"Tenía la certeza de ser hijo de desaparecidos, pero no quería iniciar una búsqueda en vano", comentó Javier Matías, quien finalmente se acercó a la filial de Abuelas de la provincia de Córdoba.

El tío de Javier Matías contó que se "la pasaba recorriendo" diferentes organismos, desde Abuelas hasta Madres de Plaza de Mayo, sin olvidar las innumerables visitas al Ministerio del Interior en busca de su hermana y su sobrino. En su acta de nacimiento figuraba que había sido encontrado por una mujer a 3 cuadras de la ESMA, cerca del lugar donde Elena Mijalchuk fue vista por última vez. "No se comunicó antes porque no hay una sentencia definitiva sobre la desaparición de mis padres". "Gracias tío por no dejar de buscarme", se emocionó.

A Javier Matías le pudo el egoísmo y el temor a "lo que podía encontrar" hasta que su compañera le hizo reflexionar y vio que alguien podía estar al otro lado. "Guardé todo un álbum de fotos esperando que apareciese Javier".

"Mati, te amo desde lo más profundo de mi corazón".

"La restitución de mi identidad es para mí un homenaje a mis padres, una caricia en el alma, un símbolo de memoria, verdad y justicia". Él siempre supo que no era hijo de quienes lo criaron y su expediente de adopción consignaba que había sido encontrado por una mujer la noche del 27 de diciembre de 1977.

El origen biológico de Matías sí fue constatado a través de los datos que surgieron del trabajo conjunto realizado por la Conadi y el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG).