Ordenan mantener obra de construcción en Aeropuerto de Texcoco

Alfonso Romo el jefe de la oficina de la presidencia

Alfonso Romo el jefe de la oficina de la presidencia

El Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito ordenó este miércoles una nueva suspensión provisional de la construcción del Aeropuerto en Santa Lucía, en el Estado de México, hasta que cuente con todos los estudios en materia de seguridad.

El actual gobierno busca inundar la losa de cimentación del NAIM, como parte del proyecto Parque Ecológico Lago de Texcoco.

"Se ordena que se mantengan las obras del NAIM, sin que sean destruidas, hasta que se revisen a fondo por parte del juez de Distrito, todos los elementos de prueba del expediente", resolvió el Tribunal, según informó #NoMásDerroches.

Recordemos que las dos suspensiones anteriores tienen que ver con el freno de obras en Santa Lucía por la ausencia de permisos medioambientales y un plan de salvamento del INAH para proteger vestigios culturales.

El colectivo #NoMásDerroches adelantó que seguirá recurriendo a la vía legal para oponerse a proyectos de infraestructura que "conlleve el desperdicio de recursos públicos", así como riesgos a la seguridad aeronáutica o violación a los derechos humanos.

Según la información proporcionada por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, el Poder Judicial debe ordenar a las autoridades que asuman las medidas necesarias para la preservación de las obras en el Aeropuerto de Texcoco hasta que los juicios se resuelvan en definitiva.

Organizaciones civiles y habitantes del municipio de Zumpango obtuvieron a través de un juicio de amparo resoluciones judiciales en las que se les otorgaron suspensiones provisionales en contra de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, y también a para impedir cualquier acto que altere las obras ya existentes en los terrenos en los que se construiría el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) en Texcoco.

En una de ellas se ordena que se abstenga la construcción del aeropuerto hasta que se cuente con la autorización por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia.