"Fui drogada y violada a los 21 años" — Marcela Baños

La cruda confesión en vivo de Marcela Baños Fui drogada y violada

La cruda confesión en vivo de Marcela Baños Fui drogada y violada

La conductora de "Pasión de Sábados", Marcela Baños fue invitada al piso de "Intrusos" para hablar acerca de su enojo por el olvido de APTRA al programa musical que, como el de Marcelo Tinelli, lleva 30 años en el aire. "Hasta empecé a practicar para participar", relató la conductora. Baños se fue del programa que conduce Jorge Rial en 2014, en el medio del escándalo por la paternidad de Ventura con la vedette Fabiana Liuzzi.

El mundo del espectáculo se enmudeció tras la trágica noticia que reveló Marcela Baños. Cinco años más tarde, contó sus motivos: "Yo no me fui por el aborto, yo me fui porque él trató mal a una mujer y yo no lo soporté".

"A los 21 años conocí a una persona en el colectivo, y me convocó para Miss Argentina". Pero me hicieron el entre.

"En una casa donde vivía conocí a un hombre y dos mujeres, me dijeron que me iban a enseñar a desfilar. En un momento de toda esa ficción me daban un té y en ese té me drogaban. Después venían los: 'Vamos a relajarte', yo caía totalmente dormida en esa camilla".

"Esto pasó varias veces", aseguró y agregó: "Es terrible para una mujer aceptar que fue violada". Baños se refirió nuevamente a Luis Ventura: "Yo no tengo nada contra él en lo personal entonces yo pensé que lo más fácil era irme, porque no pude hacer oídos sordos a lo que me había pasado a mí. No estaba preparada para ordenar mi cabeza", expresó y contó una dolorosa experiencia.

"Lo puedo hablar porque pasaron veinte años de esto, en ese momento no hubiera podido explicar absolutamente nada. Estoy bien. Fue muy difícil aceptar todo", reflexionó. Por eso Pasión para mí siempre fue muy importante.

También reconoció que Pasión de sábado fue una salvación: "La cumbia siempre me dio alegría y canciones bonitas".

En esta línea, la conductora aseveró: "Me salvé de una trata de personas", ya que se mostró segura de que la iban a secuestrar. Hubo un día que ella y otra compañera tuvieron una discusión a los gritos con una tercera persona. "Fue muy difícil salir adelante, pero encontré refugio en el trabajo y en mis perros".

La locutora remarcó que sus padres, al igual que otros seres queridos, se estaban enterando de su calvario por TV.

"Mis padres deben estar pasando un momento duro, pero es difícil". Decírselo a tus padres es quebrarte mil. Yo soy una mujer fuerte y tuve que sacar la fortaleza de donde no la tenía. No se lo pude decir a nadie.