Filtraciones en Brasil ponen en duda imparcialidad de Lava Jato

Justicia de Brasil actuó contra Lula para evitar retorno de la izquierda al poder, dice informe

Justicia de Brasil actuó contra Lula para evitar retorno de la izquierda al poder, dice informe

Según The Intercepted Brasil, el medio que sacó a la luz las conversaciones, cuando Moro era juez sugirió a fiscales de la Lava Jato cambiar el orden de las fases de la operación, lo que está prohibido por ley.

Así lo planteó el sitio The Intercept Brasil al publicar una serie de mensajes de Whatsapp entre los persecutores, que develarían sus intentos por evitar que el exgobernante, quien cumple una condena de 8 años y 10 meses de cárcel por delito de corrupción.

La defensa de Lula señaló en todo caso que no se privará de usar esas conversaciones pirateadas entre los fiscales de la operación anticorrupción Lava Jato entre sí y con Moro, para pedir la anulación de un proceso que consideran viciado.

Bolsonaro, el mayor antagonista político de Lula, recibió a Moro para una reunión privada en su residencia oficial y luego juntos embarcaron en una lancha para atravesar el lago Paranoá de Brasilia y asistir a una ceremonia en la que el ministro fue condecorado.

Zanin aseguró que existe la expectativa de que el Tribunal Supremo, la máxima corte del país, juzgue los habeas corpus ya presentados en los que ya se cuestionaba la imparcialidad del juicio.

Lula, por su parte, fue encarcelado el 7 de abril de 2018 y no pudo participar en los comicios en los que resultó vencedor el gobernante ultraderechista, para los cuales las encuestas daban como favorito al expresidente.

Los abogados del exmandatario todavía no han presentado ningún recurso después de que salieran a la luz esas informaciones, pero según la prensa local la estrategia a partir de ahora pasaría por reforzar una petición ya presentada al comité de derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas.

Lula siempre cuestionó la imparcialidad de Moro.

También el Gobierno de Bolsonaro salió a defender a su ministro, a quien el presidente pretende, incluso, promover como juez del STF.

El Consejo Nacional del Ministerio Público abrió una investigación disciplinaria para determinar si los fiscales mencionados cometieron una "falta" a sus funciones, como la de no mantener equidistancia con el juez Moro y tener una actuación "político-partidaria".

La asociación profesional también recomendó que todos los fiscales involucrados sean suspendidos "de forma que la investigación pueda efectuarse sin ninguna sospecha".

El medio, dirigido por el periodista estadounidense Glenn Greenwald, a quien el exanalista de la CIA Edward Snowden reveló los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) en 2013, publicó conversaciones privadas entre el fiscal Deltan Dallagnol, quien dirigía Lava Jato en Curitiba, y el exmagistrado Sergio Moro.

El caso podría servir de precedente a otros de los centenares de políticos y empresarios condenados por Lava Jato.

Este rechazó haber cometido alguna ilegalidad.

Revelaciones. El domingo pasado, "The Intercept" difundió chats y conversaciones que demostrarían las intenciones políticas del entonces juez Sérgio Moro en las investigación del Lava Jato.

En opinión de Mendes, el hecho de que las pruebas hayan sido obtenidas de modo ilegal no las anulan como pruebas. Sin embargo, otros juristas tienen una interpretación diferente sobre el tema.