Jamie Oliver echa el cierre de sus restaurantes en bancarrota

Los restaurantes de Jamie Oliver entran en concurso de acreedores

Los restaurantes de Jamie Oliver entran en concurso de acreedores

"Estoy profundamente triste por este resultado y quisiera agradecer a todo el personal y a los suministradores que han puesto el alma y el corazón en este negocio durante más de una década".

Jamie Oliver, autor de 'Jamie Cooks Italy', en los National Book Awards en RIBA el 20 de noviembre de 2018 en Londres, Inglaterra.

Oliver anunció este martes que se encuentra "devastado" luego de que los 22 de los 25 restaurantes de su grupo (que incluyen negocios como Jamie's Italian, Barbecoa y Fifteen) fueran declarados en Reino Unido en bancarrota, provocando la pérdida de 1.000 empleos. "Comprendo lo difícil que es esto para todos los afectados".

Los restaurantes de Oliver son las víctimas más recientes de un cambio de tendencias que ha afectado al sector de restaurantes sencillos después de golpear a cadenas como Applebee's, TGI Friday's y Ruby Tuesday en Estados Unidos.

Los nuevos administradores declararon que a pesar de que el propio Oliver inyectó fondos adicionales por una valor de US$5 millones desde comienzos de este año, la inversión no fue suficiente para asegurar la sobrevivencia del negocio. Entonces, acusó al 'Brexit' de haber encarecido los precios -debido a la depreciación de la libra esterlina desde el referéndum de junio de 2016- de los ingredientes utilizados para preparar sus platos italianos.

Oliver comenzó a ganar popularidad cuando un equipo de televisión lo vio mientras trabajaba en el River Cafe en Hammersmith en 1997, lo que lo llevó a tener su propio programa, The Naked Chef. Así, su grupo empresarial habría perdido unos 18 millones el último año, aunque sus programas y espacios de televisión y sus libros de cocina siguen prosperando, lo que le da un importante respiro en medio de tan sombrío panorama.

Más recientemente, se ha enfocado en hacer campaña para que las escuelas sirvan comida más saludable tanto en Gran Bretaña como en Estados Unidos.

Pero a partir de 2015 empezaron los problemas económicos: cerró la última sucursal de Recipease, su cadena de tiendas de cocina, y el último de sus cuatro restaurantes Union Jacks de temática británica.

La mayor parte de establecimientos concernidos pertenece a la cadena Jamie's Italian, que el cocinero británico lanzó en 2008.

Y en octubre de 2017, su revista de comida dejó de publicarse después de casi 10 años de circulación en el mercado.

Otras cadenas de rango intermedio que han enfrentado situaciones similares en los últimos años han sido Byron Burger, Prezzo y Carluccio's.