EUA retrasa tres meses las sanciones contra Huawei

Imagen ilustrativa Thomas Peter  Reuters

Imagen ilustrativa Thomas Peter Reuters

Más rumores apuntan a que Huawei sacará su propio OS para sus equipos futuros. Vale recordar que si se adoptase esta medida por parte de Google hacia Huawei, no se verían afectadas las transferencias de hardware y productos de software que estén cubiertas con código abierto.

Esto quiere decir que conforme las aplicaciones realicen actualizaciones y requieran las versiones más recientes del sistema operativo Android, poco a poco irán dejando de funcionar en estos celulares.

Los usuarios de smartphones de Huawei tendrían derecho a reclamar compensaciones económicas si sus dispositivos perdiesen prestaciones como consecuencia de la ruptura de Google con la compañía china, ya que la empresa no solo vende el terminal físico, sino también el sistema operativo sin el cual el móvil no puede funcionar correctamente, según han señalado organizaciones como Facua y Legalitas. La compañía ha explicado este lunes que los actuales usuarios de Huawei podrán seguir descargando apps en Google Play.

Un considerable número de firmas tecnológicas caen en Wall Street, a menos de dos horas del cierre de la Bolsa de Nueva York, debido al veto de Google y otras compañías a Huawei en aplicación a un mandato de seguridad del presidente Donald Trump, lo que ha puesto a los inversores en guardia. Al ser una medida muy extensa, el gobierno de los Estados Unidos retrasó la imposición de sanciones a la empresa china por 3 meses para que pueda mantener sus redes y realice los cambios necesarios en sus dispositivos. Otros que son propiedades de Google o tienen licencia como, Drive, Gmail, Google Music y Play Store no podrán ser utilizados. "Como uno de los colaboradores globales clave de Android, hemos trabajado de cerca con su plataforma de código abierto para desarrollar un sistema que ha beneficiado tanto a la industria como a los usuarios". Las restricciones impuestas por la tecnológica estadounidense en contra de Huawei sobre el sistema operativo Android preocupan no únicamente al fabricante de teléfonos móviles pues los usuarios no saben cómo afectará esto a su equipo.

Huawei ya no puede utilizar el Android Open Source Project (AOSP, por sus siglas), prohibiendo el uso de aplicaciones y servicios de Android.

Pero sí significa que Huawei tiene que proporcionar sus propias actualizaciones de AOSP a la versión de Android que se ejecuta en sus teléfonos, en lugar de las actualizaciones de Google.

Washington, entretanto, acusa a Huawei de ser un instrumento de espionaje de China.

Noticias recomendada