Película basada en libro de Pedro Lemebel inicia rodaje en julio y será musicalizada por Aznar y García — Tengo Miedo Torero

Alfredo Castro, Amparo Noguera y Luis Gnecco serán los protagonistas del film que contará con una banda sonora de origen chileno-argentino. Pero eso no quita que el director Rodrigo Sepúlveda (Padre nuestro) haya visto restringida su libertad creativa para profundizar en algún personaje secundario. Corte, y tras el show uno de ellos corre por las calles aledañas al recinto, perseguido por un grupo de militares.

La historia fue escrita originalmente por Pedro Lemebel y cuenta sobre el romance entre un hombre de escasos recursos y un guerrillero del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, quien participará en el atentado en contra de Augusto Pinochet. "Y la película, además de rescatar esa historia de amor, es un thriller político", dice Sepúlveda sobre la segunda adaptación en pantalla de una obra del autor fallecido en 2015 -tras el cortometraje Blokes, de Marialy Rivas-, que se filmará hasta fines de agosto en Santiago centro, Recoleta y Cartagena, y con compañías de Argentina y México como coproductoras. Sus realizadores esperan que se pueda estrenar el 2020 en el Festival de Cine de Berlín, antes de ser proyectada en cines chilenos.

Tras una década de intentos fallidos y planes postergados, el film llegó a buen puerto gracias al trabajo del productor Jorge López, quien trabajó junto al propio Lemebel en el desarrollo del guión por dos años, y de Alfredo Castro, quien es parte del proyecto desde al menos 2014.

Al mismo tiempo, subrayan la importancia que tendrá la música en el filme, elemento central en la novela.

La dupla musical compuesta por Manuel García y Pedro Aznar continúa haciendo noticia y es que a su trabajoAbrazo de Hermanos, se sumó el desafío de hacer la banda sonora de la película Tengo miedo torero.

Mientras el argentino se dedica a la música incidental de la película, García hará nuevos versiones de los distintos temas que se mencionan en el libro y que serán interpretados por mujeres como Mon Laferte y la española Martirio. Al respecto, el director precisa que "esto cubre otra dimensión del autor. No sólo es la banda de sonido de la película, sino de Pedro".