Muere tras quedar atrapada su cabeza en asiento de cine

Los avances de la investigación han revelado este jueves nuevos detalles de sobre el accidente, informaron medios locales.

El hombre murió tras quedar atrapada su cabeza bajo el reposapiés electrónico de un asiento de lujo en un cine de Birmingham (Reino Unido).

Ateeq Rafiq iba acompañado por su esposa Ayesha Sardar e hija, quien fueron testigos de la terrible escena.

Sin embargo, al agacharse sobre el sillón reclinable "el reposapiés comenzó a caer sobre él muy rápidamente", señaló la médica forense Emma Brown.

A pesar de que Rafiq y personal del establecimiento trataron de ayudarlo, no pudieron hacer nada.

El joven fue trasladado a un hospital donde murió una semana después a causa de un paro cardiaco y una grave inflamación en el cerebro, aunque ya pasó más de un año de este suceso las autoridades de Estados Unidos aún siguen deliberando responsabilidades sobre su muerte. "No había nada en el corazón que pudiera haberle causado un paro cardíaco. Parece que el reposapiés estaba presionando el lado derecho o la parte posterior de su cuello", declaró el patólogo Olaf Biedrzycki. Y añadió: "Siempre se mantenía activo y tenía un brillante sentido del humor".