China formaliza arresto a dos canadienses por espionaje

Las autoridades judiciales de China arrestaron de forma oficial a los canadienses Michael Kovrig y Michael Spavor por presunto espionaje, informa el periódico Globe and Mail.

El Ministerio de Exteriores chino ha confirmado el arresto formal de los dos hombres.

"Canadá condena este arresto ilegal al igual que condenamos la detención ilegal el 10 de diciembre", señaló el Ministerio de Exteriores canadiense, al que cita el diario.

Pekín declaró en marzo que los canadienses detenidos actuaron juntos para robar secretos de Estado.

Michael Kovrig, un ex diplomático, y Michael Spavor, un empresario establecido en China que organizaba viajes a Corea del Norte, fueron detenidos el 10 de diciembre, poco después de que Canadá arrestara, a petición de Estados Unidos, a la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou.

El proceso contra los dos canadienses está considerado en Occidente como una medida de represalia contra el arresto de la directiva de Huawei.

China lo niega y asegura ser "un estado de derecho", a pesar de que la justicia sigue bajo la influencia del Partido Comunista.

Su arresto abrió una crisis diplomática sin precedente entre Ottawa y Pekín.

China suele tratar con total opacidad los casos que afectan a la seguridad nacional.

Días después fue detenido Spavor, el principal enlace de Kovrig en China. Sin embargo pueden recibir una visita consular al mes, la última esta misma semana.

Según las leyes del país asiático, está permitido poner en prisión a personas hasta por seis meses sin formalizar un arresto. Por lo que este jueves, a cinco meses de la detención, fueron finalmente arrestados formalmente Kovrig y Spavor. Por su parte los diputados canadienses denunciaron condiciones de detención "totalmente inaceptables".