Chelsea Manning volverá a prisión por negarse a declarar sobre Wikileaks

Chelsea Manning exanalista militar

Chelsea Manning exanalista militar

La exagente de Inteligencia del Ejército de Estados Unidos (EE.UU.), Chelsea Manning, fue enviada este jueves a prisión por "desacato al tribunal", tras negarse a responder preguntas ante un jurado sobre el fundador de Wikileaks, Julian Assange.

El magistrado ordenó una multa de 500 dólares diarios si no testifica en 30 días, con la amenaza de una pena de 1.000 dólares diarios si no lo hace en un plazo de 60 días.

Tras el arresto del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en Londres en abril pasado, las autoridades estadounidenses revelaron que había sido acusado de conspiración relacionada con la publicación de documentos militares clasificados sobre las guerras de EEUU en Irak y Afganistán, provistos por Manning.

Andy Stepanian, un portavoz del equipo legal de Manning, informó que había vuelto a ser encarcelada por orden del juez Anthony Trenga.

La exanalista dijo, además, que prefiere "morirse de hambre" que cambiar su opinión sobre este tema.

Esta decisión judicial se toma a tan sólo una semana de haber sido liberada, después de haber estado dos meses en prisión, reveló a la agencia Reuters un funcionario.

Se formó un nuevo colectivo de ciudadanos reclutados para continuar la investigación y la convocó este jueves.

Ante esta resolución, el pasado 6 de mayo los abogados de Manning presentaron una moción que asegura la decisión irrevocable de la exanalista de inteligencia militar de no dar declaraciones, por lo que, según su abogada Moira Meltzer-Cohen, "el posterior confinamiento no sirve para ningún propósito legal y debe terminar". "Intentar coaccionarme con una citación de un gran jurado no va a funcionar".