"Si alguien entra en mi casa, meto bala" — Jair Bolsonaro

Bolsonaro ahora postula a Moro como juez del Supremo

Bolsonaro ahora postula a Moro como juez del Supremo

El reconocimiento otorgado a Bolsonaro por la Cámara de Comercio Brasil-Estados Unidos iba a ser entregado en la "Gran Manzana", pero las críticas del alcalde neoyorquino, el demócrata Bill de Blasio, y de organizaciones de la sociedad civil al ideario ultraderechista del mandatario brasileño llevaron a cancelar el evento.

En una exposición ante alumnos de la Escuela Superior de Guerra, en el Congreso de Brasil, el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, destacó la importancia de desarrollar armas nucleares y aseguró que si su país tuviese un "poder bélico mayor", sería más respetado a nivel internacional, publicaron medios locales.

El presidente basileño, Jair Bolsonaro, quiere a Sergio Moro (al frente del Ministerio de Justicia) en la Corte Suprema.

La jueza Rosa Weber, del Supremo Tribunal Federal, solicitó al jefe de Estado que presente esta semana los argumentos jurídicos en los que se sustenta el decreto.

Asimismo, en el documento, REDE arguyó que el decreto debió someterse al escrutinio del Congreso y agregó que, según la Constitución de Brasil, a este le corresponde la legislación sobre posesión, portación y registro de las armas de fuego.

Asimismo, la aprobación del decreto iría en contra del Estatuto del Desarme, una ley en vigor desde 2003 que exige que para poseer un arma se demuestre una actividad profesional de alto riesgo o de amenaza a la integridad física.

Tanto el Senado como la Cámara de Diputados coincidieron con esa postura. "Eso es irónico porque del otro lado de la frontera hay un loco asociado a terroristas y al narcotráfico y sabemos que, en cualquier momento, si eso evoluciona para un escenario peor, lo que nadie desea, quienes van a entrar en acción son los señores (los militares)", afirmó.

"La vida de un buen ciudadano no tiene precio", recalcó.

Cuando fue legislador, Bolsonaro formó parte del grupo favorable a las armas conocido como "la bancada de las balas". En contraste, el 94,9 por ciento de las 119.484 armas de fuego incautadas por las autoridades en 2017 no fueron registradas, según datos del Foro Brasileño de Seguridad Pública.