Franco Casella, diputado opositor, recibe asilo en Embajada de México — Venezuela

Diputado Franco Manuel Casella Lovaton

Diputado Franco Manuel Casella Lovaton

Por medio de un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dio a conocer que Casella acudió a la Embajada de México en Caracas para evitar que le caiga la voladora, luego de que el Tribunal Supremo de Venezuela, (controlado por Maduro, claro) acusó a varios legisladores de la Asamblea Nacional de traición a la patria.

La decisión del gobierno mexicano, agregó Casella Lovaton "no tiene que ver con tomar un bando, esto tiene que ver con la protección de los derechos humanos y la integridad física de un ciudadano que se le está, de manera arbitraria e injusta, tratando de encarcelar".

México reiteró que sus postulados de política exterior están en concordancia con la Constitución Política de este país. "Se inicia un procedimiento porque tenemos que ver qué es lo que el diputado va a plantear, es un procedimiento que él debe hacer". Además, informó que el diputado podría pasar el proceso de solicitud de asilo en México si así lo solicita.

En un video que publicó desde el recinto diplomático -con un cuadro de la virgen de Guadalupe en sus espaldas-, el diputado suplente saludó que el gobierno mexicano protegió sus derechos humanos "por encima de las diferencias ideológicas", y exhortó los venezolanos a seguir la ruta del opositor Juan Guaidó, que consiste en el "cese de la usurpación", la instalación de un "gobierno de transición" y la organización de "elecciones libres".

La cancillería agregó que con esa acción México "reitera su compromiso con el respeto, protección y promoción de los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su afinidad política".

En respuesta, Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional venezolana, se proclamó presidente interino de Venezuela, tras lo cual fue reconocido como tal por más de 50 países, con Estados Unidos a la cabeza. A la práctica, esto se ha traducido en que México sigue reconociendo el Gobierno de Nicolás Maduro pero pide una solución pacífica al conflicto.