Crecimiento del PIB en el primer trimestre fue de 2,8%

DREAMSTIMEEXPANSIÓN

DREAMSTIMEEXPANSIÓN

La economía de la eurozona arrancó el 2019 mejor de lo esperado, con un incremento del 0,4 % de su producto interior bruto (PIB) en el primer trimestre impulsado por la vuelta al crecimiento en Alemania y la salida de Italia de la recesión técnica, factores que habían lastrado el avance al final de 2018.

En cuanto al sector financiero, su avance fue de 0,6 puntos porcentuales y cerró el primer trimestre con el mencionado 5,5 por ciento, en tanto que las actividades inmobiliarias pasaron de crecer 2,2 por ciento a 3 por ciento entre el primer trimestre del 2018 e igual período del 2019.Y la llamada economía naranja, medida a través de las actividades artísticas, entretenimiento, recreación y otros servicios pasó de crecer 1,2 por ciento en el período enero-marzo del 2018 a 2,1 por ciento en el primer trimestre del 2019.

En el primer trimestre, el PIB de EEUU creció un 0,8% respecto de los tres meses anteriores, cuando había crecido un 0,5%.

En España, el avance anual del PIB fue del 2,4 %, el doble que en la eurozona y una décima superior al registrado entre octubre y diciembre del año pasado.

"Seguimos pensando que la recuperación de la actividad económica se consolidará en el segundo semestre de 2019, especialmente cuando el repunte de la construcción será significativo".

Los incrementos trimestrales más importantes se observaron en Hungría (1,5 %), Polonia (1,4 %), Rumanía (1,3 %), Bulgaria (1,1 %) y Lituania (1 %).

Por su parte, entre enero y marzo el PIB de la eurozona creció un 1,2% en términos interanuales, sin cambios respecto del trimestre precedente, mientras que la economía de los Veintiocho mantuvo su expansión en el 1,5%.

La agencia de estadística comunitaria publicó también datos de empleo, que en el primer trimestre creció un 0,3 % tanto en la eurozona como en la UE en comparación con el trimestre previo.

Asimismo, Francia, segunda mayor economía del euro, estabilizó su ritmo de expansión en el 0,3%, manteniendo el mismo crecimiento trimestral por tercer trimestre consecutivo, mientras que Italia, la tercera mayor economía de la zona euro, salió de la recesión con una crecimiento del 0,2%.

Eurostat precisó que la estimación del PIB y empleo publicada hoy no revisa los datos de trimestres precedentes.