WhatsApp: una falla del sistema permitió que hackers accedieran a los teléfonos

Archivo

Archivo

Esta llamada incluso desaparecía del registro de llamadas, con la probabilidad que los usuarios no se dieran cuenta.

"Creemos que un hacker cibernético atacó a un número selecto de usuarios a través de esta vulnerabilidad", comentaron desde la compañía.

Recientemente se ha descubierto una vulnerabilidad en la aplicación de mensajería WhatsApp, y que según informa The Financial Times, podría estar siendo explotada para inyectar spyware en los teléfonos Android e iOS de los más de 1,5 billones de usuarios de todo el mundo.

De acuerdo con los primeros informes, las grandes afectadas serían varias organizaciones pro derechos humanos, por lo que se presume que el problema puede estar firmado por "una compañía privada que aparentemente funciona para estados con el fin de propiorcionar servicios de spyware".

El periódico inglés señaló que los ingenieros de WhatsApp están trabajando arduamente para cerrar esta vulnerabilidad, y aseguraron que al menos un abogado de DD.HH. fue afectado en el Reino Unido.

Según el diario inglés, el ataque fue dirigido tanto a usuarios de Android como de iOS y comenzó a difundirse desde el pasado viernes; sin embargo, los ingenieros de la app trabajaron desde entonces para bloquear dicho ataque este lunes.

¿Cómo usaron la falla de seguridad?

Una vez instalado en el teléfono, el virus permitía a los atacantes leer los mensajes enviados y recibidos desde el dispositivo y el usuario ni se enteraba de la brecha de seguridad en su smartphone o tableta.

En un comunicado, NSO Group dijo que su tecnología es utilizada por "agencias gubernamentales autorizadas con el único propósito de combatir la delincuencia y las actividades terroristas".

"Investigamos los señalamientos creíbles de mal uso y, de ser necesario, actuamos, incluida la posibilidad de cancelar el sistema", aseguró la empresa. "Bajo ninguna circunstancia NSO está involucrado en la operación o identificación de los objetivos de esta tecnología, que solo es operada como herramientas de agencias de inteligencia", dijo NSO a la agencia Reuters en un comunicado. Por otra parte, sospechan que fue un ataque selectivo y no masivo, ya que los afectados eran organizaciones de derechos humanos, abogados, periodistas, entre otros.

La ONG Amnistía Internacional indicó que se iba a unir a una acción legal iniciada por unos 30 activistas en Israel para revocar la licencia de exportación de NSO Group.