3 personas asesinadas a flechazos en hotel de lujo — Alemania

Descubren tres cadáveres junto a dos ballestas en una habitación de hotel en Baviera

Descubren tres cadáveres junto a dos ballestas en una habitación de hotel en Baviera

Tres ballestas y muchas flechas fueron encontradas en la habitación del hotel.

La víctima, que tenía un larga barba blanca, también organizaba sesiones de combate con espadas.

Según la investigación periodística de RTL, los cinco muertos eran miembros de un círculo sexual con influencias medievales.

Mientras tanto prosiguen las investigaciones sobre la muerte de otras dos mujeres sobre los 30 años en la localidad de Wittingen (centro del país), en circunstancias no detalladas por las fuentes de la investigación.

Los investigadores están registrando en particular dos lugares. Dos ballestas fueron encontradas junto a los cadáveres y una tercera, guardada en uno de los equipajes.

Según la Policía, no murieron por heridas de ballesta.

Las víctimas son cuatro mujeres jóvenes y un hombre, todos ellos apasionados con esas dos aficiones, informó la prensa alemana el martes. Dos de ellos estaban en una cama. La otra mujer se encontraba fallecida en el suelo con un impacto en su torso.

Las tres personas que murieron en el hotel habían llegado el viernes por la noche y tenían una reserva para tres noches. Los cuerpos fueron descubiertos por una empleada del hotel el sábado.

El vocero de la policía bávara, Stefan Gaisbauer, dijo que no existe evidencia de que ninguna otra persona se encuentre involucrada en la muerte a excepción de los 3 fallecidos, sin embargo, no es claro lo que sucedió en la habitación luego de que los huéspedes desearan las buenas noches, bebieran agua y subieran al segundo piso. "Se pidieron análisis para determinar la posible ingestión de medicamentos, alcohol o estupefacientes", añadió.

La policía científica alemana busca alguna prueba, alguna pista en un apartamento donde han aparecido dos mujeres muertas que pueden tener relación con los misteriosos crímenes de las ballestas. No había indicios de forcejeo y se encontraron testamentos escritos en la sala.

Se sabe que la maestra y la víctima de 30 años de Passau mantenían una relación cercana.