Telefónica ganó 926 millones hasta marzo, un 10,6% más

El presidente de Telefónica José María Álvarez-Pallete

El presidente de Telefónica José María Álvarez-Pallete

Incluyendo eventos posteriores al cierre se reduce adicionalmente en aproximadamente 1.700 millones de euros, hasta los 38.700 millones de euros.

El resultado bruto de explotación (Oibda) aumentó un 10,3%, hasta los 4.264 millones de euros, que incluye el impacto positivo de la adopción de la nueva norma contable NIIF 16 (+414 millones de euros), la plusvalía por la cesión de derechos futuros asociados a una cartera de reclamaciones en España (+103 millones), las plusvalías netas por la venta de compañías (+86 millones, fundamentalmente por la venta de la aseguradora Antares), que compensaron los efectos negativos de los gastos de reestructuración (-47 millones) y el ajuste por hiperinflación en Argentina (-22 millones).

La compañía mantiene sus objetivos para 2019, que suponen crecer tanto en ingresos como en oibda en el entorno del 2% y mantiene la política de remuneración al accionista, con un dividendo de 0,40 euros por acción en efectivo, pagadero en diciembre de 2019 y junio de 2020. El grupo ha recortado su deuda un trimestre más y ha reiterado sus objetivos y el dividendo anunciados para 2019. Sin embargo, en términos orgánicos reflejan un crecimiento del 3,8% respecto al mismo periodo de 2018, apoyados en los ingresos de servicio (+2,6%) y por venta de terminales (+15,6%).

A este respecto, también explica que, tras la adopción de la norma NIIF-16, los pasivos por arrendamientos, incluidos los mantenidos para la venta, ascienden a 7.439 millones de euros, lo que provoca que la deuda financiera neta incluyendo arrendamientos ascienda a 47.820 millones de euros.

Por otra parte, la evolución de los tipos de cambio tiene un impacto negativo en los resultados reportados de la compañía, principalmente por la depreciación frente al euro del peso argentino y del real brasileño. El margen de OIBDA se sitúa en 35,6% y crece 3,9 puntos porcentuales con respecto a marzo de 2018.

El flujo de caja libre se ha multiplicado por 2,6 veces para cerrar el trimestre en 1.408 millones.

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha señalado que estos resultados muestran una "destacada mejora" en la tasa de crecimiento de los ingresos; un crecimiento de doble dígito del beneficio neto y del beneficio neto por acción; una fuerte generación de caja, tres veces superior a la del primer trimestre del ejercicio anterior; y una aceleración en la reducción de deuda, que se reduce por octavo trimestre consecutivo y permite seguir aumentando la fortaleza del balance del grupo.

Telefónica Brasil, el mayor mercado por número de habitantes, segundo en facturación de todos sólo por detrás de España, alcanzó unos ingresos de 2.461 millones de euros, un 1,7% más que durante el mismo periodo del año anterior.

Reino Unido: El éxito de las tarifas flexibles como los "Custom Plans”, la venta de terminales de alta gama, así como el crecimiento de "Smart Metering” (SMIP), los OMVs y los servicios de IT de empresas hacen que los ingresos crezcan un 5,3% hasta los 1.691 millones". Telefónica ha destacado que "en términos orgánicos los ingresos continúan su tendencia de aceleración del crecimiento interanual".

En total, Telefónica perdió en la región sur de Hispanoamérica (Argentina, chile, Perú y uruguay) un 3,5 % de sus acceso a clientes finales, hasta 55,78 millones, y en la norte un 4 %, hasta 69,65 millones.