La nueva nave espacial que intentará llegar hasta la luna — Blue Moon

Bezos, el hombre más rico del mundo, puso la mira en la Luna

Bezos, el hombre más rico del mundo, puso la mira en la Luna

"Esto es Blue Moon", dijo en una presentación de prensa en Washington, cuando las cortinas descubrieron la enorme maqueta de una cápsula de alunizaje capaz de transportar 3,6 toneladas de material, y hasta 6,5 toneladas en una versión más pesada.

El vehículo será bautizado como "Blue Moon", y va estar capacitada para llevar todo tipo de instrumentos científicos, vehículos de exploración espacial (conocidos como rovers) y satélites, entre otras cosas. Ésta puede explotarse para producir hidrógeno, que serviría luego de combustible para explorar el sistema solar, según estimaron.

"Podemos ayudar a cumplir ese plazo, pero solamente porque empezamos hace tres años", declaró. El hombre de negocios precisó que "es hora de regresar a la Luna" y "esta vez quedarse" allí.

El regreso a la luna en 2024, anunciado por la Casa Blanca, ha sumido a la NASA en un frenesí de actividad desde finales de marzo, puesto que la misión estaba originalmente programada para 2028.

El CEO y presidente de Amazon, Jeff Bezos, con el "Blue Moon" durante un evento en Washington. La pasión por el espacio de Bezos (la persona más rica del planeta) es compartida por otros multimillonarios como Elon Musk con Space X y Richard Branson con Virgin Galactic. Describió las colonias espaciales futuristas imaginadas por el difunto físico Gerard O'Neill, mundos artificiales que podrían proporcionar a la humanidad el escape de una Tierra con recursos limitados.

La semana pasada, Blue Origin lanzó y aterrizó uno de sus cohetes suborbitales New Shepard por quinta vez, acercando a la compañía a su objetivo de desarrollar cohetes reutilizables confiables para hacer que los viajes espaciales sean mucho más accesibles.

Confirmó que el gran cohete de Blue Origin, New Glenn, estaría listo en 2021.

De acuerdo al vicepresidente norteamericano Mike Pence, Estados Unidos debe regresar a la Luna antes de 2024 "por cualquier medio" ya que considera que están en una nueva carrera espacial como durante la Guerra Fría. Blue Origin lo está construyendo en el mismo Centro Espacial Kennedy en Florida donde tiene terrenos alquilados por NASA.