Descubren el primer impacto de un objeto interestelar contra la Tierra

Trajo vida de otro planeta? El meteorito interestelar que intriga a los científicos

Trajo vida de otro planeta? El meteorito interestelar que intriga a los científicos

Madrid, 16 Abr. (EUROPA PRESS).

Ahora Loeb y el autor principal del estudio, Amir Siraj, un estudiante universitario de la Universidad de Harvard, sugieren que pueden haber detectado un meteoro interestelar, el segundo visitante interestelar conocido del sistema solar.

Loeb, jefe del Departamento de Astronomía de Harvard, causó polémica al publicar un estudio que afirmaba que una enorme roca que atraviesa nuestro Sistema Solar, que desconcertaba a los astrofísicos, puede tratarse de una nave extraterrestres.

Cuando Siraj y Loeb calcularon la trayectoria orbital del meteoro basándose en su velocidad, sus números sugirieron que el objeto no estaba ligado orbitalmente al Sol: viajaba tan rápido antes de su final ardiente que se deslizó directamente a través de la fuerza gravitacional del Sol.

Los científicos estiman que Oumuamua vino desde fuera del Sistema Solar.

Los investigadores identificaron un meteoro de aproximadamente 0,9 metros de ancho que se detectó el 8 de enero de 2014, a una altura de 18,7 kilómetros sobre un punto cerca de la isla Manus de Papua Nueva Guinea en el Pacífico sur.

"Podemos usar la atmósfera de la Tierra como detector de estos meteoros, que son demasiado pequeños para verlos", dijo Loeb a Space.com.

Los investigadores añadieron que los meteoros interestelares pueden ser comunes y podrían ayudar a la vida a viajar de una estrella a otra.

Su teoría la basan en un análisis de los meteoros más rápidos registrados durante 30 años en el catálogo en el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra.

Por otra parte, se calcula en 10 mil millones de billones el número de estrellas existentes.

El físico sugiere que la razón por la que pasó desapercibido es que este meteorito medía menos de medio metro, sin embargo, sugiere que la mejor forma de investigarlos es mirando a la Tierra, ya que estos colisionan constantemente con nuestro planeta.

Con una proyección hacia el futuro los astrónomos desearían instalar un sistema de alertas para ubicar automáticamente a los meteoritos que ingresen a la Tierra a altas velocidades a fin de analizar oportunamente los gases que generen.

A la humanidad podría llevarle cientos de años, si no miles, desarrollar la capacidad de explorar el espacio interestelar.

Los científicos detallaron sus hallazgos en un artículo que se envió a The Astrophysical Journal Letters.