Petrobras pierde 8.300 millones tras injerencia de Bolsonaro en precios

Decision to wait on price adjustment revives memories of intervention

Decision to wait on price adjustment revives memories of intervention

La bolsa de Sao Paulo retrocedió -1,98 % el viernes (12) y su índice Ibovespa cayó hasta los 92.875 puntos al cierre del pregón, acumulando así una baja de -4,36 % en la segunda semana de abril.

De Lunes a viernes por la tarde.

Esta semana, Petrobras iba a aumentar un 5,7% el precio del diésel, pero el presidente intervino para evitarlo, y este 12 de abril se preguntó cuál es el criterio para ese aumento si la previsión de inflación para este año es del 3,9% (según proyecciones del Banco Central).

El jefe de Estado brasileño admitió haber conversado con el presidente de Petrobras, Roberto Castello Branco, con el propósito de revertir la decisión de aumentar los precios del 'diesel'.

El presidente brasileño aseguró que no tiene conocimientos de economía, al ser preguntado sobre por qué intervino para evitar que la compañía semiestatal Petrobras aumentara el precio del diésel. Sí, quedé sorprendido con el reajuste del 5,7 por ciento. "No voy a practicar la política que hicimos en el pasado, pero quiero ver los números de Petrobras", manifestó Bolsonaro durante una visita a la ciudad de Macapá, en el norte del país. "Los expertos hundieron a Brasil", se quejó el mandatario, según citaron los diarios brasileños.

Aunque en su campaña presidencial del año pasado Bolsonaro prometió políticas económicas ortodoxas, sus primeros 100 días en el poder hacen temer que facciones más populistas en su gobierno tendrían un peso mayor sobre las voces del libre mercado. "Estoy preocupado también con el transporte de carga en Brasil, con los camioneros (.), queremos un precio justo para el petróleo diésel".

El vicepresidente brasileño, Hamilton Mourão, por su parte, dijo en una entrevista a la radio CBN que tiene "absoluta certeza" de que Bolsonaro no va a intervenir en la política de precios de Petrobras y que "no va a practicar la misma política de la ex presidenta Dilma (Rousseff) en relación a los precios de los combustibles y la energía".

En mayo de 2018, los repetidos aumentos del precio del combustible desembocaron en una huelga por parte de los camioneros que paralizó el país y puso en jaque el abastecimiento de víveres y gasolina en la mayor economía de Suramérica.

El mercado interpretó la presión del Gobierno de Bolsonaro como una interferencia en la independencia de Petrobras, empresa que en 2018 obtuvo un beneficio neto de 25.779 millones de reales (unos 5.878 millones de euros) frente a las pérdidas de 446 millones de reales (cerca de 102 millones de euros) de 2017.

El equipo económico liberal de Bolsonaro, que asumió en enero, identifica las intervenciones estatales, con sus subsidios, con los años de gestión del Partido de los Trabajadores (PT), de 2003 a 2016.

La estrategia de reconstrucción de la compañía incluyó la venta de numerosos activos, con la voluntad de centrarse en sus actividades tradicionales, de producción de petróleo, con desarrollo en la extracción de petróleo bajo las camadas marinas de agua profunda (presal).