EE UU podría anunciar nuevas sanciones contra Maduro, Cuba y Nicaragua

Estados Unidos activará un polémico artículo para endurecer el embargo a Cuba

Estados Unidos activará un polémico artículo para endurecer el embargo a Cuba

El presidente Donald Trump baja del Marine One en la Casa Blanca en Washington, el lunes 15 de abril del 2019, tras llegar de Minnesota.

La decisión representa un cambio en más de dos décadas de política estadounidense hacia La Habana. La activación de la norma genera incertidumbre por las consecuencias para socios de Estados Unidos y la posibilidad de que las querellas inunden la Organización Mundial de Comercio (OMC).

"Mañana, Estados Unidos pondrá fin a unos 20 años de suspensiones del Título III de la ley Helms-Burton", dijo este martes un alto funcionario estadounidense, que pidió el anonimato a un reducido grupo de medios.

John Bolton, asesor de seguridad del gobierno de Estados Unidos, anunciará este miércoles nuevas sanciones en contra de Nicolas Maduro y sus allegados, así como contra los gobiernos de Cuba y Nicaragua.

Johana Tablada, subdirectora de Cuba para asuntos estadounidenses, tuiteó imágenes sobre la votación en la ONU contra el embargo estadounidense realizada a finales del año pasado, y escribió: "Antes de que se encaramen eufóricos en la cresta de la ola de su maldad y mentiras, he aquí un toque de realidad".

El tercer título de la ley Helms-Burton plantea que los demandantes de las propiedades, al ocurrir un cambio de régimen en Cuba, pueden obtener tres veces el valor original de la propiedad más una tasa adicional, explican analistas en la televisión estadounidense. también extiende el derecho a presentar demandas como ciudadanos de Estados Unidos a todos los exiliados cubanos que eran ciudadanos cubanos en el momento de la expropiación y que, sólo más tarde, después de haber emigrado a los EE.

Pero desde la aprobación de la norma, los gobernantes estadounidenses han postergado la entrada en vigor de esa cláusula cada seis meses, para evitar problemas con países aliados que tengan empresas en la isla que podrían ser objeto de tales demandas.

Mientras que el senador republicano por Florida Marco Rubio indicó por Twitter, "permitir a los ciudadanos estadounidenses demandar (al) régimen por propiedad confiscada en Cuba es lo correcto". La ayuda es retribuida por Venezuela con el envío de cargamentos de petróleo a la isla.

La medida, que será anunciada formalmente el miércoles, podría exponer a compañías estadounidenses, europeas y canadienses a acciones legales y complicar los esfuerzos del gobierno comunista de atraer más inversiones extranjeras.

"Hay muchos países interesados en ayudar a que Venezuela se recupere pronto después de Maduro, pero no están interesados en librar una guerra económica contra Cuba", destacó Peters.