Así quedó por adentro la catedral de Notre Dame

El jorobado de Notre Dame

El jorobado de Notre Dame

"Reconstruiremos la catedral aún más hermosa y quiero que se complete en cinco años", ha aseverado este mandatario durante un discurso que ha ofrecido a la nación francesa.

El grupo LVMH señaló que ha puesto a disposición de las autoridades galas todos sus "equipos, creativos, arquitectos y financieros" para ayudar en las labores de reconstrucción de Notre Dame y en la recolección de fondos para esos trabajos. "Tenemos que encontrar el hilo conductor de nuestro proyecto nacional".

Haciendo la suma total, y juntando las donaciones previamente confirmadas por magnates, hasta el momento se han recaudado más de 700 millones de euros.

Macron ha comenzado su breve discurso alabando el trabajo de los bomberos que lucharon contra las llamas que consumieron gran parte del techo de ese templo y ha subrayado que este desastre fue "una experiencia traumática" no solo para Francia, sino para todo el mundo.

"La tarea de los bomberos de París hasta esta mañana era la de preservar los dos campanarios, Norte y Sur, para asegurarse de que las torres no fuesen afectadas".

El fiscal de París, Rémy Heitz, aclaraba mientras las dudas sobre los orígenes del siniestro. Medio centenar de personas trabaja ahora en lo que se espera sea una larga y compleja investigación.

Los bomberos examinaban la fachada gótica y caminaban por los campanarios, mientras la policía mantenía cerrado el acceso de la zona.

La mayor destrucción se refleja en los techos de la nave central construidos en madera que rapidamente fueron consumidos por el fuego al igual que la aguja de Viollet De Duc que se alzaba a 93 metros de altura.

Cinco empresas trabajaban en esa restauración y los interrogatorios de la quincena de empleados que estaban presentes han comenzado. Los presidentes Charles de Gaulle y Francois Mitterrand fueron despedidos allí. Otro de los Papas que visitaron Notre Dame fue san Juan Pablo II, quien ofició una misa el viernes 30 de mayo de 1980.

Antes de su publicación, Notre Dame había sido abandonada al deterioro.

A través del grupo empresario familiar, el gigante francés de la publicidad JCDecaux se comprometió a donar 20 millones de euros. "Respetamos todos los procedimientos", dijo Julien Le Bras, representante de la firma familiar Le Bras Freres.

Los bomberos que entraron en la catedral lograron salvar muchos de sus tesoros, afirmó Riester, aunque algunas pinturas se quedaron en el interior y se arriesgaban a resultar dañadas por el humo y el agua.