ICE prepara envío de inmigrantes indocumentados a "ciudades santuario"

Uniformados estadounidenses detienen a extranjeros en su frontera sur estado de Texas el 9 de abril del 2019.
                                  Loren Elliott

Uniformados estadounidenses detienen a extranjeros en su frontera sur estado de Texas el 9 de abril del 2019. Loren Elliott

El diario The Washington Post había informado que la Casa Blanca intentó convencer a las autoridades migratorias para que liberaran migrantes indocumentados en las calles de ciudades "santuario" demócratas, para vengarse de los enemigos políticos del presidente.

Por órdenes del presidente Donald Trump, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) analizan las opciones para enviar a inmigrantes indocumentados detenidos en redadas a ciudades santuario.

Después de dos años de criticar duramente a las jurisdicciones "santuario" -más de 200 territorios de EE.UU. que se niegan a colaborar con el Gobierno para deportar a los indocumentados-, Trump ha sorprendido con una idea que reforzaría la presencia de inmigrantes en esas zonas, y podría hacer que estén más protegidos.

"Esta es una opción sobre la mesa", aseguró la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en declaraciones a la cadena de televisión ABC News.

Trump "escuchó la idea y le gusta, y estamos viendo si hay opciones que lo hagan posible y haciendo una revisión completa", añadió.

El gobierno de Trump planteó la posibilidad de enviar a inmigrantes ilegales a ciudades santuario, aquellas que rechazan la deportación de indocumentados, como represalia por su negativa a implantar las medidas migratorias de la administración, reportaron medios locales esta mañana.

En tanto, los demócratas criticaron la propuesta como un truco político que usaba a los seres humanos como peones.

"Tal vez solo esté diciendo esto para que todos se vuelvan locos, para que todos hablen sobre ello en sus programas (de televisión)", declaró por su parte el senador republicano Rick Scott a la CNN.

Trump tuiteó el sábado por la noche que Estados Unidos tenía el "derecho legal absoluto de haber detenido a inmigrantes ilegales transferidos a ciudades santuario". Muchos de estos lugares tienen más recursos para ayudar a los migrantes a organizar su defensa legal para quedarse en Estados Unidos que ciudades más pequeñas, y algunas de las organizaciones pro inmigrantes más grandes del país tienen sedes en lugares como San Francisco, Nueva York y Chicago. Añadió que los demócratas están más que dispuestos a negociar sobre leyes de inmigración.

"La ciudad estaría preparada para dar la bienvenida a estos inmigrantes, igual que hemos abrazado a nuestras comunidades inmigrantes durante décadas", aseguró el alcalde de Filadelfia, Jim Kenney, al diario digital The Daily Beast.