César Sayoc se declaró culpable de enviar 16 paquetes bombas en EEUU

Sospechoso de enviar bombas caseras a críticos de Trump se declara culpable

Sospechoso de enviar bombas caseras a críticos de Trump se declara culpable

- El hombre de la Florida que mantuvo en vilo a EEUU durante una semana, sospechoso de enviar más de una decena de bombas de fabricación casera a críticos famosos del presidente Donald Trump el año pasado, se declaró culpable hoy.

"Sabía que estas acciones estaban mal. Lo siento mucho". A cambio de su declaración de culpabilidad, los fiscales retiraron un cargo que llevaba a una sentencia perpetua obligatoria.

Con 57 años, Sayoc se enfrenta a la posibilidad de prisión perpetua, con más de 65 cargos en su contra.

César Sayoc se expresaba públicamente en contra de los opositores de Trump, incluso medios de comunicación.

Las oficinas de la cadena CNN, en Nueva York, fueron otro de sus objetos.

Sayoc fue arrestado a fines de octubre en una tienda de autopartes de Florida.

"¿Qué evitaría que el polvo de los fuegos artificiales explote?", Preguntó Rakoff.

Pero Sayoc admitió en el tribunal federal de Manhattan que "estaba al tanto del riesgo" que explotarían. En particular había imágenes ofensivas contra el expresidente Barack Obama y la ex candidata presidencial Hillary Clinton, así como una calcomanía que decía "CNN apesta".

También envió bombas caseras al exvicepresidente Joe Biden; el exfiscal general Eric Holder; los congresistas Maxine Waters, Cory Booker, Kamala Harris y Debbie Wasserman, así como al filántropo demócrata Thomas Steyer, en otros.

Las bombas de Sayoc tuvieron una gran divulgación mediática durante los días que llegaron a su destino o fueron intervenidas en las empresas de correo, y el FBI y la policía buscaba al culpable.

El Asistente del Fiscal General para la Seguridad Nacional, John C. Demers, agregó: "Nuestra democracia simplemente no sobrevivirá si nuestro discurso político incluye el envío de bombas a aquellos con los que no estamos de acuerdo".

Dijo que los crímenes de Sayoc "son repulsivos para todos los estadounidenses que aprecian una sociedad basada en un discurso político respetuoso y no violento, sin importar cuán fuerte sea la opinión de uno".