Del Rivero irrumpe en la junta de BBVA para defender a Zapatero del 'asalto' al banco

Carlos Torres estrecha la mano del consejero delegado Onur Genç al finalizar la junta./EFE

Carlos Torres estrecha la mano del consejero delegado Onur Genç al finalizar la junta./EFE

El expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, ha sido el protagonista absoluto en el turno de intervenciones de los accionistas en la junta de BBVA, celebrada este viernes en Bilbao. Un número que inicialmente está en línea con las intervenciones de otros años (en 2018 participaron 12), aunque es cierto que sus referencias al banco y a su anterior presidente han sido mucho más duras.

Del Rivero destacó que cuando la constructora trató de hacerse con el control del banco se contó con el apoyo de "81 de las 82 familias" vascas que crearon la entidad financiera. De ahí que cuando él mismo fue a ver en su momento al ministro de Economía Pedro Solbes para explicarle la operación lo hiciera acompañado de Santiago Ybarra, hermano del expresidente de BBV Emilio Ybarra, según ha desvelado hoy.

Esta es una de las operaciones que originó las supuestas más de 15.000 escuchas efectuadas por la empresa Cenyt, vinculada a Villarejo, a miembros del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, empresarios, políticos y periodistas para frustarla.

En cuanto a la actuación del Gobierno, Del Rivero ha negado cualquier tipo de apoyo gubernamental, como sostiene González.

Del Rivero ha dado un discurso casi institucional en el que ha definido el Gobierno de Zapatero como un "bambi de acero", que se mostró muy contundente con la creación de leyes conflictivas como la Ley de Memoria Histórica, o la de Violencia de Género.

Para ello, recordó, salieron a la luz las cuentas secretas en el paraíso fiscal de Jersey que "sirvieron para acabar con todos los consejeros de aquella época, encabezados por Emilio Ybarra", ha rememorado Del Rivero.

Del Rivero aseguró que González dejó el banco con un valor un 32% inferior al que tenía cuando entró, que la entrada en México, "uno de los mayores éxitos del banco", "fue en contra suya" y su apuesta por Turquía que acumula 3.000 millones en minusvalías.

Le afeó no vender en Venezuela cuando tuvo una oferta por valor de 1.000 millones porque la entidad hoy vale menos de 100 millones y construir los resultados de este año con plusvalías de desinversiones en Chile. "Si hacen ésto, esta recomendación salvará la reputación de manera limpia y honorable".

Del Rivero, que se ha personado en la pieza que investiga la relación entre BBVA y Cenyt en el marco de la causa penal abierta en la Audiencia Nacional por el caso Tándem, en el que está implicado Villarejo, ha decidido intervenir en la junta de BBVA para criticar al González, que ayer anunció su salida "temporal" del banco, si bien no ha hecho ninguna mención al proceso judicial.

Con un 99% de votos a favor, los accionistas también han dado el visto bueno al pago de un dividendo complementario en efectivo de 0,16 euros brutos con cargo al ejercicio 2018.