Rechaza Cuba nueva maniobra anticubana de la OEA

Rosa María Payá y Luis Almagro

Rosa María Payá y Luis Almagro

"Cuba será un mejor país, más de su tiempo".

La declaración de la Cancillería señala que este acto irrespeta la propia letra de la Carta de la OEA, que consagra la naturaleza de sus funciones, entre las cuales no se le reconoce autonomía o capacidad para orquestar este tipo de acciones, las cuales tampoco han recibido un mandato especial de los Estados miembros.

Rememora asimismo que la OEA al servicio de Washington apoyó los intentos de aislamientos de Cuba; intervenciones militares en América Latina; las dictaduras militares creadas, financiadas y protegidas por el gobierno estadounidense durante años; y no condenó "las torturas más abominables en nuestra región, pisoteando los derechos humanos de Nuestra América".

La nueva Constitución de Cuba defiende la soberanía, la independencia y la dignidad, afirmó hoy el presidente Miguel Díaz-Canel, cuando restan menos de dos semanas para el referendo destinado a ratificar la carta magna.

El representante del Ministerio de Exteriores cubano replicó que su Gobierno no reconoce ni reconocerá "autoridad moral o legal alguna a la OEA ni a ninguno de sus funcionarios y órganos subsidiarios que intenten singularizar a Cuba".

La reacción de Díaz-Canel sigue a una conferencia realizada la víspera en Washington en la que voceros de la OEA y la contrarrevolución cubana criticaron la Constitución y la calificaron de ilegítima.

Por último, significa el texto que Almagro se equivoca al repetir el guión tantas veces ensayado contra Cuba.

La Constitución Cubana la discuten y aprueban los cubanos y así será confirmado el próximo 24 de febrero.